Los debutantes toman asiento

Los miembros de Siberiarrak posan por primera vez en las escaleras de la Balconada.
Los miembros de Siberiarrak posan por primera vez en las escaleras de la Balconada. / FOTOS: B. CASTILLO

La nueva cuadrilla Siberiarrak celebra el día de La Blanca con un arsenal de actividades y unas enormes ganas de jarana

MIRIAM DE LA MATA VITORIA.

Tras el debut de la primera kalejira el pasado 25 de julio, Día del Blusa, los de Siberiarrak siguen coleccionando momentos como cuadrilla benjamina. Ayer realizaron su primera ofrenda floral a La Virgen Blanca en una Balconada llena de fieles y turistas que disfutaron un año más de la ilusión de poder hacerle un obsequio a la patrona. David Ullate, uno de los socios fundadores y presidente de Siberiarrak, fue el encargado de subir la escalinata que llega hasta la hornacina en la que La Virgen descansa. A grito de 'Gora Gasteiz, gora Andra Maria Zuriaren jaiak, gora siberiarrak' el presidente hizo entrega de un gran ramo de flores que colocó a los pies de La Blanca.

La fiesta ha llegado para quedarse. Los 178 integrantes de la novedosa cuadrilla son ya parte activa de las fiestas, los cuales aseguran que las disfrutarán al «máximo». A diferencia de las veinticinco cuadrillas que forman la Comisión y la Federación de blusas y neskas, la recién creada cuadrilla no bailó el Aurresku en el centro de la Balconada a causa de no haber portado el txistu que acompaña al tradicional baile vasco. «Hemos tenido un pequeño fallo por nuestra parte. Aún así, para haber sido nuestro primer año, la ofrenda ha ido a pedir de boca. Nos hubiera gustado haber podido dedicar nuestro Aurresku a La Virgen pero estamos seguros de que el año que viene podremos realizarlo sin problema», explican Josua Castrillo y David Ullate, socios fundadores de la cuadrilla.

A pesar de que el núcleo de Siberiarrak está formado por exmiembros de Los Biznietos de Celedón, cuadrilla que actualmente pertenece a la Federación, ésta se mantiene en el órgano originario de la Comisión. Siberiarrak apuesta por unas fiestas sanas y la unión de todos sus integrantes por medio de diferentes actividades internas que los propios miembros organizan. Ayer llevaron a cabo la primera fase del torneo de mus en la cafetería Kúpula, además de realizar diferentes juegos de entretenimiento con el fin de conocerse mejor. A las 17.00 horas llegó uno de los momentos favoritos para muchos blusas y neskas: la kalejira de ida. «Rompimos el hielo el pasado día 25 por lo que ya nos sentimos experimentados en la caminata», bromean.

Mikel Castrillo y David Mata, blusas primerizos, aseguraron haber vivido el día grande de Vitoria con mucha ilusión. «No imagino un comienzo de fiestas mejor que el que hemos tenido. Definitivamente las fiestas se viven de manera muy diversa al formar parte de una cuadrilla», matiza Castrillo.

Noches temáticas

«Nuestro toque distintivo es la indumentaria que está marcada por elementos azules en honor al equipo de baloncesto Siberia-Gasteiz». La marca propia de los Siberiarrak va más allá del traje. Además del torneo de mus, han organizado cuatro noches temáticas de diferentes países: Rusia, Cuba, México e Irlanda.

«Cada noche además de nuestro traje, nos vestiremos con algún elemento que evoque al país que corresponda y beberemos la bebida típica del mismo», comenta Ullate. Vodka, ron, tequila y cerveza serán las bebidas protagonistas de estas originales noches en las que la charanga valenciana Kryptonita los acompañará con los temas típicos de cada lugar. «El objetivo de todas estas actividades es pasar un buen rato con amigos. Somos una gran familia con ganas de armar un poco de jarana».

Fotos

Vídeos