40 años de ikurriña en Vitoria

Momento de izado de la ikurriña / Jesús Andrade

El alcalde, un exconcejal y un blusa veterano izan la bandera en el Día del Blusa como sucedió por primera vez hace cuatro décadas

ANDER CARAZO

Cuando este martes el carillón de la Casa Consistorial marcaba las nueve de la mañana, muchos se han visto inmersos en un viaje al pasado, concretamente a 1977. Mientras la banda municipal de música interpretaba el 'Gora ta Gora' -el himno de Euskadi- el alcalde Gorka Urtaran, el exconcejal Celestino González Barrio (a punto de cumplir los 94 años) y Pedro López de Abetxuko, veterano blusa de la cuadrilla de Los Desiguales, han izado la ikurriña como sucedió hace cuatro décadas por primera vez en la balconada del Ayuntamiento. Un acto plagado de recuerdos para los protagonistas que se felicitaban porque ahora el gesto de colocar la enseña vasca en la fachada del Ayuntamiento «se ha normalizado». «Entonces abrimos una puerta desde el desconocimiento y la inseguridad de lo que podía suceder», ha confesado el antiguo edil de la capital alavesa.

Varias decenas de ciudadanos y blusas, algunos recién despertados y otros en pleno entrenamiento de 'gaupasa' de cara a La Blanca, se concentraban en la plaza de España para observar esta ceremonia que ha coincidido con la diana de las nueve. José Vidal Sucunza, que fue concejal en 1977, observaba el acto desde un segundo plano pero con el recuerdo de cómo transcurrió aquella primera vez. «En 1975, varios corporativos presentamos una moción para que se colocase la ikurriña en la balconada y no salió adelante. Dos años después, y con Franco ya muerto, aquello se convirtió en un auténtico clamor y todos los grupos, sin excepción, lo apoyaron», ha comentado. La bandera de Euskadi se había legalizado meses antes, pero aún no ondeaba en ningún edificio institucional de Vitoria y la Corporación, con Alfredo Marco Tabar como regidor, aprobó por unanimidad que se colocase el mismo Día del Blusa. Entonces, los encargados de colocarla fueron las jeltzales María Jesús Aguirre y Merche Villacián junto al socialista José Pérez de Valderrama -los tres fallecidos- y un representante de la Comisión.

Para Urtaran, el hecho de izar la bandera fue algo más que un simple acto institucional. Aunque el recuerdo de hace cuatro décadas se haya difuminado en su memoria, entonces sólo tenía tres años, sus ojos estaban enrojecidos y se le percibía emocionado por repetir aquello mismo que hizo su madre, la fallecida María Jesús Aguirre. «Pretendemos homenajear a la nuestra ikurriña, aunque especialmente a aquellos colectivos y personas que reivindicaron su oficialidad. Con ello reivindicaron también la oficialidad de nuestra cultura, de nuestra lengua y un futuro mejor, en paz y en libertad», ha subrayado.

Pedro López de Abetxuko (Los Desiguales), Iñaki Herrero (Irrintxi) y José Ignacio Arce (Los Txismes) han participado en la izada. Para ellos, si hay algo que ha cambiado a peor en los últimos 40 años es la unidad existente entre las cuadrillas. «Nos da pena. No tendría que darse esa situación. En aquella época éramos 37 cuadrillas y hacíamos el recorrido por las mismas calles, y ahora que son menos tienen más problemas para ir no sé a dónde», han afirmado.

Fotos

Vídeos