Restaurantes

Tradiciones hermanadas

Tradiciones hermanadas
MAITE BARTOLOMÉ
Arrok (Bilbao)

Un paraguayo y un venezolano formados en Galdakao y curtidos en el Nerua ofrecen platos que combinan lo mejor de Latinoamérica y Euskadi

TXEMA SORIA

Comer en el Arrok, inaugurado el pasado 5 de agosto, es una experiencia muy gratificante. César Garrido y Luis Pereira, nacidos en Paraguay y Venezuela, son los responsables de los fogones. Ambos se conocieron en la Escuela de Hostelería de Galdakao y, tras trabajar en diferentes locales, coincidieron durante seis meses en el Nerua, donde aprendieron gran parte de las técnicas culinarias que aplican en sus elaboraciones actuales, en las que tratan de fusionar los tradicionales sabores y recetas del País Vasco con las latinas. Para ello trabajan con productos como sal de Añana, cebolla morada de Zalla, rabanito de Nabarniz o pan de Crosta -de maíz y trigo- de Zalla. La excelente atención en la sala corre a cargo de Patricia Sáenz.

Arrok (Bilbao)

Dirección
Nueva, 4.
Teléfono
946422349.
Web
www.restaurante.arrok.com.
No perderse
Arroz negro con crujiente de bacalao.

Las arepas se hacen con harina de maíz, agua y sal y se pasan por la plancha. Como relleno utilizan pechugas de pollo marinadas en orégano, pimienta, sal y vino blanco, que se deshilachan y se mezclan con mahonesa casera. El bocado se mete al horno y se añade salsa wasakaka (aguacate, cebolla, pimiento verde, cilantro, perejil, sal y pimienta).
Las arepas se hacen con harina de maíz, agua y sal y se pasan por la plancha. Como relleno utilizan pechugas de pollo marinadas en orégano, pimienta, sal y vino blanco, que se deshilachan y se mezclan con mahonesa casera. El bocado se mete al horno y se añade salsa wasakaka (aguacate, cebolla, pimiento verde, cilantro, perejil, sal y pimienta).

En el Arrok, cuyo comedor tiene capacidad para 34 comensales, se come magníficamente por sólo 15 euros, el precio del menú del día. También cuentan con dos menús degustación, uno de cinco platos (35 euros) y otro de siete platos (45 euros). En la carta tienen platos como arepas -originario de Venezuela- rellenas de pollo, aguacate, queso fresco y cilantro o de churrasco, piperrada y salsa wasakaka y nachos con txistorra, queso, fríjoles y pico de gallo. Los arroces son la especialidad de la casa: negro con crujiente de bacalao, begihandis fritos y alioli chipotle o el de piña y coco, pluma ibérica marcada a la brasa y mostaza de pimiento de Ezpeleta. Se puede continuar con ceviche de pescado de temporada, leche de tigre y maíz cancha, pulpo a la brasa, carbones de yuca y mahonesa de chipotle, anticucho de black rabas y la sabrosa picanha a la brasa.

Para hacer este plato utilizan arroz bomba y guiso de chipirón preparado con cebolla y pimiento. Se añade caldo del chipirón y la tinta del cefalópodo para el color. El plato se decora con crujientes de bacalao, que se hacen con la piel del pescado secado durante 12 horas y frito a 180 grados. La receta lleva begihandis fritos y mahonesa de chipotle.
Para hacer este plato utilizan arroz bomba y guiso de chipirón preparado con cebolla y pimiento. Se añade caldo del chipirón y la tinta del cefalópodo para el color. El plato se decora con crujientes de bacalao, que se hacen con la piel del pescado secado durante 12 horas y frito a 180 grados. La receta lleva begihandis fritos y mahonesa de chipotle.

Como postre, la riquísima torrija en su jugo con helado de guanabana (de Gelati Gelati) o el suflé de café con helado de leche frita. La carta de vinos es corta pero tiene unos caldos muy apetecibles y, sobre todo, a precios muy ajustados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos