Restaurantes

Recuerdos de Calabria

Pizzas. Los amigos de Totó han recogido la receta tradicional de la pizza de Calabria y elaboran delicias que seducen desde hace tiempo a sus fieles. Todas su pizzas son artesanales, y eso se nota. El mimo y la pasión que pone Surendra Pouder en su elaboración influye notablemente en el sabor./IGOR AIZPURU
Pizzas. Los amigos de Totó han recogido la receta tradicional de la pizza de Calabria y elaboran delicias que seducen desde hace tiempo a sus fieles. Todas su pizzas son artesanales, y eso se nota. El mimo y la pasión que pone Surendra Pouder en su elaboración influye notablemente en el sabor. / IGOR AIZPURU
Totó (Vitoria)

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

Calabria ofrece muchas especialidades gastronómicas. Quien haya tenido la oportunidad de viajar a la región italiana seguramente habrá probado algunos de sus productos y los recordará intensamente. En Totó, la receta calabresa de la pizza es la reina. Salvo unas cuantas ensaladas con las que preludiar el almuerzo (la Silvana, verde con tomate cherry, bonito y aceitunas calabresas es fantástica), el manjar redondo con distintos ingredientes, al gusto del comensal, manda en la carta. Eso sí, las tienen para todos los públicos: desde las más clásicas con tomate a las que sustituyen la salsa colorada por otros ingredientes. Naturalmente, no falta la Calabresa, con nduja (una rica salsa picante), cebolla, aceitunas negras y anchoas.

Totó (Vitoria)

Dirección
Boulevard de Mariturri, 2.
Teléfono
945046434.
Web
www.pizzeriatoto.es.
No perderse
La pizza veneciana.

También hay otras ‘estrellas’ en el reparto de esta producción itálica: la Sarda, con boletus, pecorino y salchichas frescas; la Veneciana, con gorgonzola, provolone y taleggio (a los cuatro quesos); la Vesubiana, con salami picante, huevo y panceta; o la Milanesa, con gorgonzola, nueces, pera y rúcula; por ejemplo. De entre las que prescinden de la salsa de tomate destacan la Trentina, con mozarella de búfala, salami dulce, tomate cherry y parmesano, o la Napoletana, con grelos, salchicha fresca, aceite de ajo y scamorza ahumada (un queso de vaca ahumado). El cliente también puede fabricársela a su gusto eligiendo la base y los ingredientes que más le convengan.

Y luego están sus postres, también con aroma italiano. La pizza de nutella y plátano es un buen ejemplo, pero también están el tiramisú, ese popular postre del Veneto; el torroncino, una especie de helado de turrón; el tartufo di pizzo, heladería calabresa con chocolate y avellana; la pana cotta, un dulce del Piamonte con base de nata cocida y sirope; o el sorbete de limón, que aquí también se elabora con la receta calabresa. Para acompañar cuentan con una carta amplia de cervezas italianas, además de vinos del país y, cómo no, referencias de Rioja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos