Restaurantes

Una opción asequible

Las costillas. Se pone en una bandeja agujereada y se cuece treinta minutos. Su jugo se recoge en otra bandeja que tiene debajo. Se pasa la costilla a una bandeja normal y se pinta con la salsa barbacoa (tomate natural, miel, azúcar, ajo y especias varias) y se hornea durante unos minutos a 170 grados. Cuando está dorada se saca a la mesa acompañada con patatas asadas y ensalada de jamón, puerro, manzana y un toque de tomate./MAITE BARTOLOMÉ
Las costillas. Se pone en una bandeja agujereada y se cuece treinta minutos. Su jugo se recoge en otra bandeja que tiene debajo. Se pasa la costilla a una bandeja normal y se pinta con la salsa barbacoa (tomate natural, miel, azúcar, ajo y especias varias) y se hornea durante unos minutos a 170 grados. Cuando está dorada se saca a la mesa acompañada con patatas asadas y ensalada de jamón, puerro, manzana y un toque de tomate. / MAITE BARTOLOMÉ
Code (Bilbao)

TXEMA SORIA

El restaurante Code, ubicado a un paso de Termibus, abrió sus puertas en 2014 de la mano de Diego Gómez -profesional de la decoración que dirige la empresa Code-Studio y ha trabajado en la decoración de hoteles como el López de Haro o el Igeretxe, locales como el Public Lounge o tiendas como Highly Preppi-. Es un local amplio de casi 300 metros cuadrados, con diferentes ambientes y capacidad para más de 60 comensales, ideal para comidas o cenas de grupos grandes. Abren a primera hora de la mañana para que el personal desayune a su gusto. Tienen varios tipos de tortillas: de patata, con jamón y queso, carbonara o vegetal, además de mini sándwich vegetales o pulgas de jamón. Ofrecen menú entre semana (12,50) y el fin de semana (18,50), así como medio menú (8,50).

Code (Bilbao)

Dirección
Juan Antonio Zunzunegui, 7.
Teléfono
944392337
Web
www.codebilbao.com.
Cierra
No
No perderse
Bomba de rabo.

Al frente de la cocina se encuentra desde el primer día Ainhoa Molinero, excelente cocinera. Estudió en la Escuela de Hostelería de Galdakao y ha trabajado en el hotel barcelonés Juan Carlos I y en restaurantes como Astillero de Euskalduna o el Ondarra-Berri (Barcelona). Un buen comienzo de un almuerzo en Code es la paletilla ibérica con tomate y aceite de oliva virgen extra, unos ricos langostinos asados al jengibre con mayonesa de soja o pulpo braseado y parmentier con pimentón de la Vera.

Langostinos asados. Ainhoa Molinero marina los langostinos con jengibre, cortado en juliana, y aceite durante varias horas, para que de esta manera se impregne de su sabor. Cuando los pide el cliente los pone en una bandeja sobre una cama de sal gorda y les echa aceite de jengibre por encima y por debajo. Los hornea a 180 grados durante unos breves minutos, les da unos golpes de vapor y los emplata.
Langostinos asados. Ainhoa Molinero marina los langostinos con jengibre, cortado en juliana, y aceite durante varias horas, para que de esta manera se impregne de su sabor. Cuando los pide el cliente los pone en una bandeja sobre una cama de sal gorda y les echa aceite de jengibre por encima y por debajo. Los hornea a 180 grados durante unos breves minutos, les da unos golpes de vapor y los emplata.

Para continuar tienen un sabroso taco crujiente de merluza con pimientos asados, ensalada de salmón y gulas o un pescado del día, como el arraingorri al horno con patata panadera. Los carnívoros disfrutarán con el solomillo de ternera con patatas asadas y ensalada de setas e ibéricos o una jugosa costilla a la barbacoa con patatas asadas y ensalada de jamón y puerro. Y de postre, torrija caramelizada con helado de canela o el brownie de chocolate con salsa de naranja y helado de vainilla. Sus hamburguesas son excelentes. Por encargo hacen paellas de bogavante o de mariscos, alubias con sus sacramentos y chuletón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos