Restaurantes

La importancia de lo bueno

«Cuando buscas la excelencia del producto, tratas de llevarlo a la mesa en sus mejores condiciones para que se disfrute tal como es. Nuestra filosofía es disfrutar de productos de calidad máxima sin esconderlos, tratados de usted y buscando que se luzcan. Estamos convencidos de que están impregnados del sabor tradicional y del saber hacer de toda la vida», sostiene Iván Ibáñez que aboga por la filosofía ‘slow food’. «Un ambiente agradable y serio para que disfrutes de platos libres de conservantes y aditivos. Productos que rebosan salud y que te ayudan a cuidar tu bienestar»./JESÚS ANDRADE
«Cuando buscas la excelencia del producto, tratas de llevarlo a la mesa en sus mejores condiciones para que se disfrute tal como es. Nuestra filosofía es disfrutar de productos de calidad máxima sin esconderlos, tratados de usted y buscando que se luzcan. Estamos convencidos de que están impregnados del sabor tradicional y del saber hacer de toda la vida», sostiene Iván Ibáñez que aboga por la filosofía ‘slow food’. «Un ambiente agradable y serio para que disfrutes de platos libres de conservantes y aditivos. Productos que rebosan salud y que te ayudan a cuidar tu bienestar». / JESÚS ANDRADE
Don Producto y tú (Vitoria)

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

Suena a vanguardia hablar de la importancia de la materia prima: se trata de comer lo que se siembra y de hacerlo de la forma más natural posible. Y con esa filosofía trabajan en Don Producto y Tú. Eliminar intermediarios es la clave. Productos frescos de temporada del mercado a la mesa. Pero claro, tan importante es la despensa como la buena mano del chef, y aquí Iván Ibáñez mima al producto y lo trata de usted. Entrantes como las kokotxas de pollo de corral con mojo, el steack tartare (cortado al instante y en el mejor momento para que, junto con la emulsión de yema de caserío, afloren aromas yodados en perfecta armonía) con ostras Guillardeau o el milhojas de crema de foie con manzana y queso de cabra son solo una pequeña muestra.

Don Producto y tú

Dirección
Dirección Avenida de Zabalgana, 1. No perderse
Teléfono
945358001.
Web
www.donproductoytu.es.
No perderse
Chuletón a la brasa.

No faltan ensaladas y verduras para comenzar con ímpetu, o sugerencias interesantes como el arroz a banda elaborado con pescado de roca, calamares y gambas, el puchero de alubia pinta alavesa, con todos sus sacramentos, por supuesto, o los chipirones ibéricos salteados.

Las recetas protagonizadas por el atún rojo de Barbate. El tataki de lomo blanco, elaborado según las ancestrales técnicas niponas, y el carpaccio de tarantelo (que se localiza entre la ventresca y la cola blanca, presenta una menor cantidad de grasa que la ventresca y tiene un color más rojizo). Además es pescado capturado con la técnica de la almadraba. ¡Tela marinera!
Las recetas protagonizadas por el atún rojo de Barbate. El tataki de lomo blanco, elaborado según las ancestrales técnicas niponas, y el carpaccio de tarantelo (que se localiza entre la ventresca y la cola blanca, presenta una menor cantidad de grasa que la ventresca y tiene un color más rojizo). Además es pescado capturado con la técnica de la almadraba. ¡Tela marinera!

Mención aparte merece su brasa. «En el crisol que forman nuestra parrilla y los carbones de encina, tratamos con la mejor técnica cada alimento. Y así alcanzamos en cada uno de ellos su máxima expresión de sabores, olores y colores», desvela el chef. Y de la lumbre surgen el chuletón de vacuno mayor con la técnica de la familia Gorrotxategi (auténticos expertos en la materia), el ojo de bife (uno de los cortes más populares y jugosos en el mercado que proporciona un filete asado especialmente tierno), la hamburguesa de wagyu, el bacalao al estilo kutxi o el pulpo de Carballiño a la brasa. Se puede arropar los platos con guarniciones al gusto, pero los pimientos confitados al estilo Matías Gorrotxategi son alucinantes.

Despedir una buena pitanza exige un postre a la altura, y aquí bordan el arroz con leche fresca de Larrea, la tarta de manzana templada con vainilla, la torrija caramelizada con dulce de leche y plátano o su Ferrero Roché. Cuentan con un comedor principal para hasta 120 comensales, dos pequeños comedores privados y dos terrazas en las que la sobremesa, si el tiempo acompaña, puede ser una auténtica delicia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos