Restaurantes

Un cocinero con mucha magia

Un cocinero con mucha magia
MAITE BARTOLOMÉ
Rafa (Getxo)

TXEMA SORIA

El bar restaurante Rafa, ubicado a escasos metros de la salida del Metro en Las Arenas, ha cumplido su primer cuarto de siglo de vida. Rafa Salas, un cocinero con alma de artista -es un excelente mago-, comenzó en este local en 1992 y desde entonces no ha parado de hacer amigos en la zona. A los 14 años empezó a trabajar en el Centro Gallego de Barakaldo y de ahí pasó al café Munich y al restaurante Enol, también en la localidad fabril. Cuando abrió el bar de Las Arenas decidió centrarse en los fogones. Es un chef autodidacta que aprendió fijándose en lo que hacían los profesionales con los que ha trabajado. Le acompaña en su tarea Arantza San Pedro y la barra y la sala son el territorio de Elvira Pinheiro y Joana Soto.

Rafa (Getxo)

Dirección
Ibaigane, 17 (Las Arenas).
Teléfono
944802690.
Web
www.rafabar.es.
Cierra
Domingo
No perderse
Chuleta de vaca madurada a la piedra.

Abren a primera hora de la mañana para que el personal disfrute de buenos desayunos, desde bollería a tostadas con pan tumaca o huevos con bacón. El pintxo estrella de la casa es la pintxuleta: 100 gramos de carne servidos en una minisartén de hierro fundido. En el comedor, con capacidad para 30 comensales, se puede degustar un excelente menú del día o la carta. Rafa trabaja fundamentalmente con la plancha, donde prepara al momento lo que pide el cliente.

Los espárragos trigueros de Huétor Tájar (Granada) tienen un intenso sabor amargo-dulce y una textura firme y carnosa. Se cuecen al dente, para que no estén ni muy suaves ni muy crujientes, y se pasan por la plancha. Se les acompaña con crujiente de jamón y ajo y sal maldón.
Los espárragos trigueros de Huétor Tájar (Granada) tienen un intenso sabor amargo-dulce y una textura firme y carnosa. Se cuecen al dente, para que no estén ni muy suaves ni muy crujientes, y se pasan por la plancha. Se les acompaña con crujiente de jamón y ajo y sal maldón.

En la carta tiene platos como espárragos trigueros a la plancha con crujiente de jamón, revuelto de bacalao encebollado con alegría riojana, revuelto de boletus, pulpo a la gallega, sepia con refrito, pez espada con ajo y refrito y oreja a la plancha, una de las sensaciones de la temporada.

La chuleta que sirve Rafa Salas es de vaca, de ganado mayor, con 30 días de maduración y de un kilo o kilo y medio. Generalmente la adquieren en matadero de Betanzos (A Coruña). La filetea en láminas finas, para que al calentarlas no se sequen, las hace a la plancha y la sirve en la piedra de granito, para que el cliente las termine a su gusto. Va acompañada de una ración de pimientos y patatas panadera.
La chuleta que sirve Rafa Salas es de vaca, de ganado mayor, con 30 días de maduración y de un kilo o kilo y medio. Generalmente la adquieren en matadero de Betanzos (A Coruña). La filetea en láminas finas, para que al calentarlas no se sequen, las hace a la plancha y la sirve en la piedra de granito, para que el cliente las termine a su gusto. Va acompañada de una ración de pimientos y patatas panadera.

El plato estrella es la chuleta traída de Betanzos y la prepara a la plancha para terminarla sobre la piedra. También ofrecen secreto ibérico a la plancha y solomillo ibérico al Pedro Ximenez. Sus postres están deliciosos: pantxineta, goxua y tostada empapada en nata y frita en mantequilla, con un toque ligeramente ahumado.

Fotos

Vídeos