Restaurantes

Aires asiáticos en el Casco Viejo

Costillas a la brasa con salsa yakitori/IÑAKI ANDRÉS
Costillas a la brasa con salsa yakitori / IÑAKI ANDRÉS
Musume Izakaya

Hung Fai, el chef nacido en Hong Kong y vecino de Basurto, abre una taberna de gusto nipón. Color entre la uniformidad que coloniza la villa

Julián Méndez
JULIÁN MÉNDEZ

Hung Fai, posiblemente el cocinero más exótico que rula por Bizkaia, es un culo inquieto. Un tipo que busca su sitio en el mundo. Desde julio, el antiguo concursante de Master Chef, el de los ‘tatus’ y los afilados cuchillos, el embajador del bacalao fresco de Noruega, rema duro para poner en el mapa un local que ha bautizado como Musume (las hermanas) por sus hijas.

Musume Izakaya

Dirección
Barrencalle Barrena, 3.
Teléfono
946241675.
Horarios
Cierra lunes y martes.
No perderse
Poke de salmón y karaague (pollo frito con miel, soja y salsa siracha), bolitas fritas de langostinos, rodaballo a la brasa con verduras, pato asado en tempura.

Al borde de la ría, en Barrencalle Barrena, frente a El Consorcio, ha abierto Hung Fai esta izakaya (taberna japonesa) volcada a la calle. Tiene barra de poteo y pintxos (con los inefables bollitos bao), grifos y botellines de Oro y unas hermosas columnas modernistas de fundición, rescatadas con sus propias manos tras décadas de ocultación bajo capas y capas de pintura.

En Musume se cocina a la vista del comensal, lo que es una garantía ante el irrefenable avance en el Casco Viejo bilbaíno de franquicias del comistrajo y de restoranes que sirven bajo la etiqueta de lo típico guisotes refrigerados a guiris con paladar de acero. Los mismos que corren a llenar Instagram con fotos de platos de alubias congeladas y chorizo fosilizado. Musume es otra historia. Aunque tiene bemoles que lo ‘original’ tenga que venir en formato oriental y mecido por un chef de Hong Kong de 44 años y vecino de Basurto. Pero es lo que hay.

Poke, el plato favorito de Obama

Hung Fai, fino venteador de todo lo nuevo, reserva en su carta un lugar preferente para el poke, ese mix hawaiano popularizado por Barack Obama, sano, limpio y multicultural. En definitiva, un bol con base de arroz al que se acompaña con pollo frito con miel, soja y picante salsa siracha (poke kaarague), con salmón o chuleta de cerdo rebozada (poke tonkatsu). Probamos el de salmón, que, junto al arroz que Hung Fai seca y airea con abanico, lleva aguacate y verduras encurtidas (18 €).

El hawaino poke de salmón con verduras encurtidas.
El hawaino poke de salmón con verduras encurtidas.

Las bolitas fritas de langostinos con mahonesa japonesa son un digno entrante, como la colorida ensalada de algas musume (5,50 €). Las costillas a baja temperatura con salsa yakitori, ajo tierno y parmentier de patata con sichimi (14,50 €) tienen un gustar. La parrilla y la Josper, bien presentes en Musume, dan salida a las brochetas (kushi) que ocupan apartado propio en la carta: las hay de champiñones, trigueros, yakitori (contramuslo de pollo amarillo), de entrecot, de rape y langostino y la llamada edamame, con vainas de soja cocidas y asadas con aceite de sésamo (4,50 €).

Un plato de atún rojo a la brasa.
Un plato de atún rojo a la brasa.

Por detrás, secreto ibérico a la brasa o pato asado en tempura con ensalada de cítricos (ambos a 16,95 €) o el clásico yakisoba (fideos chuka soba salteados con verduras, langostinos y curry con katsuo: 8,50 €). Propone Hung un menú degustación (aperitivo, 6 gyozas, poke de salmón, costilla o rodaballo a la brasa, yakisoba, sopa miso y tempura helada o esponja de té verde y chocolate) a 42 euros.

Menú del día en contenedor de acero

Bebiendo de nuevo de la educación básica que recibió de su maestro Kenjiro Sato en el Suntory, el histórico japonés del Paseo de la Castellana, y de sus lecturas Hung Fai oferta también el bento, ese menú del día japonés que recibe el nombre del contenedor de acero inoxidable que lo contiene (11,50 € con agua, refresco, caña o copa de vino). Hung piensa en un formato desechable y take away para empleados y visitantes del viejo Bilbao.

En nuestra última visita pedimos el bento sakana con su pak choi (col asiática) salteada, dos piezas de rodaballo con regusto marino, la potente ensalada udon y las gustosas bolitas de langostino. Lo ofrece también en versión vegetal (bento yasai) o carnívora (bento niku: ensalada de algas, rollitos de carne, costillas a la brasa y arroz gohan).

Lo dicho, un local con luz y decorado con gusto, donde Hung Fai, con esos brazos que parecen el muestrario de un tatuador portuario de Shangai, pugna, ayudado por su esposa Itxaso, por hacerse un sitio entre el tráfago de la zona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos