De cuchara

De cuchara
Eneko Atxa
ENEKO ATXA

El frío va llegando y con él, las ganas de comer de cuchara y bien caliente. Es una de mis épocas preferidas para cocinar tanto en casa como en el restaurante, donde no pueden faltar las setas, las sopas o caldos, las becadas y otros muchos productos. El frío es como esa licencia que te permite cocinar y comer con absoluta pureza y contundencia, sin renegar de los elementos más proteicos y suculentos, sin obviar los sacramentos en las alubias o del zancarrón en los garbanzos.

No es algo que se dé solo aquí. El frío engrandece los recetarios de cualquier país del mundo y si aquí tenemos innumerables recetas, también las tienen en otros países. Por ejemplo, en Italia, en la zona de Piamonte tienen Bagna Cauda a base de ajo aceite, anchoas, vino... o en la región de Liguria cocinan su popular Zemin di Ceci, una antigua receta de garbanzos con verduras.

Por otra parte, en Francia tienen la popular Tartiflette, compuesta de queso, patata cebolla y panceta. En Corea del Sur, su tradicional PatJuk, hecho con alubias y arroz. En Perú, tienen su típico Locro arequipeño a base de tubérculos. En México comen Pozol partiendo de maíz fermentado. En China, sus sopas Huo guo acompañado de carnes o pescados dependiendo de la región, y en Japón, el Oden hecho con algas.

Y así, podríamos dar la vuelta al mundo en 80 sopas, potajes y platos de los que calientan el espíritu y algo más. En definitiva, el frío calienta estómagos y engrandece recetarios y barrigas.

On egin!!

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos