El Correo

Cocido lebaniego para los peregrinos

Iglesia mozárabe de Santa María de Lebeña, una recia construcción de finales del siglo X, con su torre exenta a la derecha.
Iglesia mozárabe de Santa María de Lebeña, una recia construcción de finales del siglo X, con su torre exenta a la derecha. / Andrés Fernández
    • La Puerta del Perdón volverá a abrirse el 23 de abril con motivo de la edición número 73 del Año Jubilar Lebaniego, que atraerá a miles de viajeros interesados en conocer la comarca y sus condumios

    Al ver el plato humeante encima de la mesa, el apetito comienza a rugir. El lienzo de garbanzos, compango, berza, rellenos y res comparte mantel con una sopa humeante que se filtra en los engranajes del olfato. El tintineo de los cubiertos al partir el primer trozo queda casi mudo en la lejanía por el afán de saborear. Y una vez que el bocado acaricia el paladar ya no hay vuelta atrás, el acontecimiento se graba a fuego en la memoria. El cocido lebaniego es el plato estrella de la comarca. Liébana se ubica en el extremo occidental de Cantabria y está enclavada en los Picos de Europa, donde la Naturaleza y el sabor auténtico de sus pueblos abrazan al visitante.

    La comarca bulle, se prepara para recibir el Año Jubilar Lebaniego, Acontecimiento de Excepcional Interés Público, que no se celebra desde hace 11 años. Se trata de la edición número 73 y comenzará el 23 de abril. Será entonces cuando se procederá a la apertura solemne de la Puerta del Perdón, cuyo cierre simbólico tuvo lugar en 2006 con el último Año Santo.

    Los lugareños ya han comenzado a arreciar los pucheros de cocido para dar condumio a los visitantes, porque miles de peregrinos se acercarán al monasterio de Santo Toribio de Liébana en Camaleño, el municipio más grande, de estilo románico-gótico. En él se encuentra el Lignum Crucis, el «trozo más grande de la cruz de Cristo, el brazo izquierdo». Una de las visitas obligadas de la comarca.

    Como lo es también la del mítico teleférico de Fuente Dé –cantur.com–, al oeste de Camaleño. En pleno corazón de los Picos de Europa, salva un desnivel de 753 metros y sitúa al viajero en los 1.823 metros de altitud en tan solo cuatro minutos, a una velocidad de diez metros por segundo. Tiene capacidad para veinte pasajeros y está provisto de nuevos sistemas de seguridad para disfrutar con calma de las impresionantes vistas que ofrece. El teleférico sustituyó a un viejo televagón minero de la compañía Vieja Montaña e hizo su primer viaje de prueba en junio de 1966.

    Liébana de cine

    Si el vértigo acompaña al viajero, también se puede disfrutar de las vistas desde el suelo. En Camaleño también se halla Mogrovejo, donde hace un año se rodó buena parte de ‘Heidi, la reina de la montaña’, a partir de la trilogía escrita por Paul Watson y que ha dirigido la directora Bhava Talwar en una coproducción anglo-india. El paisaje evoca las montañas suizas donde transcurre el popular cuento de Johanna Spyri. Muy cerca de Mogrovejo se puede disfrutar de la vía ferrata de Los Llanos, perfecta para los más intrépidos y los amantes de la adrenalina. Cuenta con dos recorridos de diferente dificultad. Uno enlaza las tres paredes principales, que llevan a los usuarios hasta la misma cumbre, y el otro, valorado como «díficil, a mitad de la tercera pared se separa hacia un puente tibetano de cierta dificultad con una complicada salida por un muro extraplomado hacia la cumbre».

    Si tenemos tiempo podemos desviarnos desde Los Llanos hacia el sur para conocer Dobres y Cucayo en el municipio de la Vega de Liébana, a los que se accede por túneles excavados en la roca. Si no, pondremos rumbo hacia el este y encontraremos Potes, la capital de Liébana en el mismo centro de la comarca. Allí merece la pena visitar el casco antiguo y recorrer un paseo que se desliza por los ríos Quiviesa y Deva, así como contemplar la exposición permanente de Beato de Liébana, autor de la obra ‘Comentario al Apocalipsis’, una valiosa muestra del pensamiento medieval en la Torre del Infantado. Si proseguimos el rumbo podemos descubrir la iglesia de Santa María de Piasca, en el municipio de Cabezón de Liébana, una joya del arte románico cántabro cuya existencia data del año 930.

    Nos desviamos hacia Cahecho, también en Cabezón de Liébana, para conocer su fama como mirador de la comarca. Orientado hacia los Picos de Europa, se antoja como uno de los destinos imprescindibles del viaje. De ahí subiremos a Tama, donde se alza el Centro de Visitantes del Parque Nacional de Picos de Europa, en el que recomendamos hacer una parada antes de dirigirnos hacia la iglesia mozárabe de Santa María de Lebeña, (siglo X) del municipio Cillórigo de Liébana, en el desfiladero de La Hermida, una angosta garganta de 21 kilómetros –la más larga de España– excavada en las calizas por el cauce del río Deva, con paredes casi verticales, algunas de más de 600 metros de altura. Es el único corredor de entrada desde la costa del Cantábrico, por donde discurre la estrecha carretera N-621.

    DÓNDE COMER

    Remoña (Espinama)

    Ha sido elegido mejor cocido lebaniego en 2014, 2015 y 2017 en la Ruta de los Pucheros de Cantabria (segundo en 2016 y mención especial del jurado en 2012). Jesús Ángel Prellezo y Montserrat Prellezo Rábago regentan el restaurante (también hostal) que desde hace más de 35 años ofrece la mejor calidad. Prioriza los productos de Kilómetro 0, así como las carnes de su ganadería regados por vinos de la tierra. No perderse los postres caseros, calificados como «gloriosos».

    Dónde: Calle Quintana s/n (Carretera de Potes a Fuente Dé). Municipio de Camaleño. Cuánto: Menú del día, 13,50 €. Precio medio de la carta: 20/25 €. Apertura: Miércoles cierra por descanso. ) 942480055. Web turismoruralremona.es.

    Cocido lebaniego para los peregrinos

    Restaurante del Oso (Cosgaya)

    Es el restaurante del Hotel del Oso de la familia Rivas González. De la mano de los cocineros Caridad Rivas, Juan Carlos Gómez y María Victoria Rodríguen surgen las recetas de su carta amplia, en la que destaca el cocido lebaniego aunque también sientan cátedra con su cocido montañés. Huevos y tortillas, cocidos, pescados (rodaballo, merluza, rape...), carnes (carrillera, manitas, rabo...) o postres como el canónigo, tarta de manzana y helado de higos, todo está elaborado de manera tradicional.

    Dónde: Calle Areños, 5 (Camaleño). Carta: 35 €. Apertura: Abre todos los días (cierra desde el 11 de diciembre hasta principios de febrero). 942733018. Web: hoteldeloso.com.

    Casa Cayo (Potes)

    La familia Gómez Dosal lleva este restaurante, también hotel, en el que los platos estrella de su chef Cayo son el cocido lebaniego y los callos, además del lechazo asado y las truchas. El menú del peregrino que ofrecen adquiere un cariz especial por ser el Año Santo.

    Dónde: Calle Cántabra, 6. Cuánto: Menú del Peregrino, 20 €. Precio medio de la carta: 25 €. Apertura: Abre todos los días (cierra desde el 22 de diciembre hasta el 1 de marzo). 942730150. Web casacayo.com.

    Casa Fofi (Tama)

    El restaurante de Adolfo Soberón Bedoya, con dos comedores de diferente ambiente, ofrece comida casera y tradicional de la zona. Despuntan los cocidos, la sopa de pescado, el lechazo y las carnes de ternera de la cocinera Mariana Darie.

    Dónde: Avenida Luis Cuevas, 14. Cillórigo de Liébana. Cuánto: Menú del día 15 €, fin de semana, y 12,50 €, entre semana. Precios especiales para grupos. Apertura: Abre todos los días. 942730734.

    Posada Casa Lamadrid (Cahecho)

    En pleno Mirador de Liébana, María Lina Vélez elabora cocido lebaniego, alubias con chorizo, chuleta de ternera, trucha a la navarra, manos de cerdo o lechazo de temporada. Las carnes de ganadería familiar tienen denominación de calidad ‘Carne de Cantabria’.

    Dónde: Calle La Iglesia, 2 (Cabezón de Liébana). Carta 20 €, precio medio. Apertura: Abre todos los días. 942730366. Web casalamadrid.com.

    La Majada (Potes)

    Carlos Moreno regenta este restaurante de la capital lebaniega junto al puente. El tradicional cocido lebaniego que cocina Sixto Melero es el más demandado por los clientes, seguido del cabrito de Liébana. Todos son preparados con productos de la tierra.

    Dónde: Independencia, 8. Cuánto: Menú con pan y bebida incluidos, 13 €. Apertura: Abre todos los días (en temporada baja cierra los martes, salvo puentes y festivos). 942730061.

    Recibe nuestras newsletters en tu email

    Apúntate