Puigdemont y Torrent se tantean en Bruselas y mantienen la incógnita de la investidura

Puigdemont y Torrent se tantean en Bruselas y mantienen la incógnita de la investidura

«Necesitamos un Gobierno efectivo desde el minuto uno», recuerda el president del Parlament

ADOLFO LORENTE

No hubo grandes anuncios. Se trataba de tantear el terreno y como se esperaba, la gran incógnita quedó sin despejar. ¿Cómo será el intento de investidura de Carles Puigdemont? «Yo no descarto nada», ha insistido este miércoles desde Bruselas el ex presidente de la Generalitat tras reunirse con el nuevo presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, que se ha desplazado hasta Bruselas costeando él mismo el viaje para reunirse con el candidato a la investidura y los cuatro exconsellers huidos, dos de su partido, ERC. «Es un hecho de normalidad democrática que la primera y la segunda autoridad del país se reúnen para charlar de cómo será la sesión» ha recalcado Torrent.

Más allá de la encendida defensa de los «derechos fundamentales que están siendo vulnerados» de los cinco políticos huidos, el president del Parlament ha advertido de que seguir en esta dinánima de paralización judicial no es el mejor camino. «Le he transmitido lo que a mi entender conviene al país. Y lo que yo intentaré contribuir a que haya un Gobierno lo más rápidamente posible, uno efectivo que pueda trabajar desde el minuto uno, y así recuperemos las instituciones de las manos del 155 y se la devolvamos a las ciudadanía. Necesitamos quitar el 155 del paisaje político, de las instituciones, del Parlament y del Gobierno de la Generalitat y así se lo he transmitido al presidente y los consellers», ha manifestado en declaraciones a los medios.

¿Significa esto que ese Govern no debería estar presidido desde Bélgica? Torrent, pese a la insistencia, no se ha salido ni un milímeto de su mensaje repitiendo de forma constante las mismas frases. Tampoco Puigdemont, instalado en una calculada ambigüedad. «¿Hay muchos caminos y no descartamos ninguno. ¿Lo ideal? Es que sea presencial, eso es lo que querríamos todos y deberían existir garantías para ello. Hasta el último momento vamos a intentar que sea posible», ha remarcado mientras criticaba al Gobierno español «por provocar esta situación de anormalidad democrática».

Sede cerrada

Por otra parte, tanto él como Torrent han arremetido con dureza contra el Ministerio de Exteriores por no permitir que el encuentro se celebrase en la delegación que el Govern tiene en Bruselas. «Es intolerable e indignante. He pedido a los servicios de la Cámara que analicen legalmente esta situación, desde el punto de vista legal español como belga», ha denunciado un enojado Torrent. Veremos qué dicen los letrados de la Cámara y si en esta ocasión les hará caso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos