El líder británico de la oposición carga contra May y cuestiona la legalidad del ataque de los aliados en Siria

El líder británico de la oposición carga contra May y cuestiona la legalidad del ataque de los aliados en Siria

Jeremy Corbyn ha criticado a la primera ministra por no convocar al Parlamento antes de dar la orden de ataque

LOURDES GÓMEZLONDRES

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, ha criticado la intervención del Reino Unido en el ataque sobre Siria orquestado por Estados Unidos y ha cuestionado su legalidad internacional. «Las bombas no salvan vidas ni traen la paz. Esta acción legalmente cuestionable conlleva el riesgo de recrudecer el conflicto aun más», ha declarado.

La jefa del Gobierno, Theresa May, obtuvo el pasado jueves 12 el respaldo del groso de su Gabinete a la acción militar coordinada con Washington y París a fin de «degradar la capacidad del régimen sirio en armas químicas y disuadir su utilización» a nivel general.

El ministerio de Defensa británico ha confirmado a su vez el lanzamiento de misiles Storm Shadow, desde cuatro Tornados de la RAF, contra una base próxima a la ciudad de Homs, donde podría almacenarse el arsenal químico en control del presidente Bachar Al Assad.

Pero la oposición parlamentaria y veteranos diputados conservadores han criticado a la primera ministra por no convocar al Parlamento antes de dar la orden de ataque. «May debió recabar el aprobado parlamentario en vez de seguir el rastro de Donald Trump», ha objetado Corbyn en un comunicado publicado en las redes sociales.

El dirigente de izquierdas insta a May a retomar el liderazgo y promover «un alto el fuego en el conflicto, en vez de seguir las instrucciones de Washington y poner en peligro al personal militar británico».

May ha defendido el bombardeo como una acción necesaria para debilitar al régimen sirio y «lanzar una clara señal a quienquiera que crea que puede utilizar armas químicas con impunidad. «No se trata de intervenir en una guerra civil. No se trata de un cambio de régimen. Se trata de un ataque limitado y enfocado que no agudiza las tensiones en la región y que trata lo más posible de prevenir víctimas civiles», ha señalado la dirigente conservadora.

La primera ministra se ha comprometido a celebrar un debate sobre la intervención militar en Siria cuando se reanude la sesión parlamentaria el lunes 16 tras un largo asueto primaveral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos