Dos años de cárcel para una falsa víctima de los atentados del Bataclan

La sala Bataclan, dos años después del atentado./
La sala Bataclan, dos años después del atentado.

Aunque la justicia francesa ha condenado ya a una decena de personas por estafa en este asunto, el caso de Cédric Rey, de 29 años, se hizo muy mediático porque dio numerosas entrevistas tras los hechos

EFE

El Tribunal Correccional de Versalles, a las afueras de París, condenó hoy a dos años de cárcel -seis de ellos en firme- a Cédric Rey, un joven de 29 años que se hizo pasar por víctima de los atentados yihadistas de la sala parisina Bataclan, el 13 de noviembre de 2015. Rey fue condenado por el delito de estafa y encarcelado después de conocer la sentencia de prisión.

Aunque la justicia francesa ha condenado ya a una decena de personas por estafa por considerarse falsamente víctimas de los atentados de París y Saint Denis que provocaron 130 muertos, este caso es particularmente mediático porque el acusado dio numerosas entrevistas tras los hechos.

En su relato, que él mismo ha reconocido haber inventado, aseguraba que se encontraba en la terraza del Bataclan cuando vio llegar a unos hombres armados y que una mujer embarazada recibió los disparos que los terroristas hicieron contra él.

Durante un año fue considerado víctima del terrorismo y estuvo meses de baja laboral por ello, además de que presentó una demanda de indemnización en las instancias oficiales. En ese periodo, el ahora acusado concedió numerosas entrevistas e, incluso, se tatuó una imagen del Bataclan en el brazo.

Sin embargo, los investigadores comenzaron a sospechar de su testimonio al contener contradicciones, en particular, el hecho de que ninguna embarazada muriera en los atentados. El análisis de su localización gracias a su teléfono móvil permitió determinar que el acusado se encontraba a 30 kilómetros del lugar de los hechos y que no se presentó en el mismo hasta la medianoche, cuando fue visto por varios testigos.

En una primera comparecencia en octubre pasado, el acusado reconoció los hechos, pero el tribunal que le juzgó decidió someterle a pruebas psíquicas y psicológicas, aunque ordenó mantenerlo bajo custodia hasta que se celebrara este nuevo juicio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos