El hombre más odiado de la Red

Ajit Pai, en la conferencia de prensa en la que explicó la decisión de la Comisión de Comunicaciones de cambiar las leyes regulatorias./AFP
Ajit Pai, en la conferencia de prensa en la que explicó la decisión de la Comisión de Comunicaciones de cambiar las leyes regulatorias. / AFP

Ajit Pai, el abogado indioamericano que ha liberalizado la gestión de internet en EE UU, sólo escucha a Trump. Hasta los fundadores del ciberespacio le desprecian

ANTONIO CORBILLÓN

Desde que la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC, en inglés) aprobó el fin de la neutralidad en internet, su presidente, el indioamericano Ajit Pai, se ha convertido en el hombre más odiado por el mundo digital. Sus admiradores parecen circunscribirse a su valedor, el presidente Donald Trump, y las tres grandes empresas proveedoras de servicios de banda ancha en EE UU (Verizon, Comcast y AT&T), que ya imaginan una magra recolección de dinero una vez que Pai ha agitado el hasta ahora intocable cableado 'invisible' y neutro de la era digital. Especialmente contentos estarán en Verizon, desde la que dio el salto en 2003 a la función pública el ambicioso abogado Ajit Pai.

La ley que aprobó supone el fin del acuerdo por el que daba igual lo que se subiera a la Red (un blog personal, un correo electrónico, un vídeo porno, una web empresarial...): las compañías de soporte técnico debían tratarlos por igual sin importar el contenido. Tenía los mismos derechos un agricultor de Alabama que quería publicitar sus bolsas de maíz que un gigante como Google. Era una ley no escrita a la que el Gobierno de Barack Obama le puso letra en 2015 con su Orden de Internet Abierto, para garantizar el carácter de servicio público de esos servidores digitales.

Cuando se redactó aquella norma de Obama ya estaba en la FCC Ajit Varadaraj Pai (Buffalo, Nueva York, 1973), un brillante letrado hijo de un par de médicos de la India que emigraron a Texas en 1971. El entonces presidente nombró en 2012 a este premio especial de carrera de la Universidad de Harvard en representación de la oposición republicana. De hecho, Pai fue uno de los dos únicos votos que se opusieron al 'blindaje' neutral de Obama.

Nueva revolución de la era digital

11
millones de dólares (más de 9 millones de euros) llevan gastados este año en ‘lobby’ ante el Congreso AT&T, Verizon y Comcast, las tres firmas que se beneficiarán del fin de la neutralidad.
¿Qué significa en la práctica?
La ley establecía que los proveedores digitales proporcionan el mismo nivel de acceso a los contenidos (legales) sin establecer preferencias.
¿Cuál será su impacto?
Los servidores tendrán vía libre para ofrecer mejores servicios, subir o bajar el tráfico, en función de lo que paguen los usuarios. Por ejemplo: un proveedor podrá decidir si cobra un extra por descargarse ‘Netflix’ o ‘Spotify’. O crear un mejor servicio para los proveedores de contenidos que paguen más.

En su obsesión por borrar cualquier legado del primer presidente afroamericano, Trump se fijó en Ajit para convertirlo en uno de sus primeros nombramientos: en enero pasado ya era el presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones. Ajit nunca ha ocultado el objetivo de dejar las manos libres a las compañías de soporte técnico. La excusa es que, en el paraíso de la competencia que es EE UU, sólo hay cuatro suministradores de banda ancha. Pai echaba la culpa a las regulaciones de Obama que «habían deprimido la inversión en la expansión de redes y desalentado la innovación».

No le han hecho mella las campañas apoyadas por 200 grandes firmas digitales (entre ellas, Facebook, Google o Amazon) que reunieron en julio millones de comentarios en su contra. Ni la carta abierta muy crítica que le remitieron hace unos días expertos como Vint Cerf, Tim Berners-Lee o Steve Wozniak, es decir, los 'arquitectos' de www (la Red). Tim Wu, el profesor de Derecho que acuñó en 2002 el término 'neutralidad en internet', aseguró que, sin este concepto, «servicios como 'Skype' o 'Netflix' habrían tenido una muerte temprana».

Amenazas en casa

Tampoco las encuestas que afirman que el 83% de los norteamericanos están en contra de su ley. Con fama de rígido y legalista con las normas, pero simpático de trato, Ajit grabó un vídeo en el que iba leyendo las críticas en su contra mientras hacía comentarios riéndose de ellas. Este jueves se superó como ‘showman’ y grabó otro vídeo vestido de Papa Noel para explicar las «siete cosas que puedes hacer en internet después de la neutralidad en la Red». Y ahí salía él, comprando comida basura, un perro o manejando una espada jedi de ‘Star Wars’.

Tras crecer en Parsons (Kansas) y graduarse en Harvard, Ajit Pai se mudó a Washington en 1998, donde inició una rápida carrera a caballo entre la vida pública y la privada. Incluidos dos años en la proveedora digital Verizon (2001-2003). En ambas facetas se especializó en leyes antirregulatorias.

Hijo de un urólogo y una anestesista, la tradición médica familiar perdura por la rama de su mujer, una alergóloga con la que tiene dos hijos pequeños. El matrimonio reside en Arlington, no muy lejos del cementerio más carismático del Ejército yanqui.

Las críticas e insultos no sólo le han llegado a través de las Redes. En los últimos días, a las concentraciones y asambleas ciudadanas se han unido las amenazas de muerte a toda su familia. «El padre asesinó a la democracia a sangre fría», apareció escrito en una pancarta frente a su casa. En ella se nombraba incluso a sus dos hijos menores de edad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos