Tres explosiones en Texas pueden ser crímenes racistas

Varios agentes trabajan en el lugar de una explosión. /Sergio Flores (Reuters)
Varios agentes trabajan en el lugar de una explosión. / Sergio Flores (Reuters)

Las autoridades aconsejan a los residentes evitar abrir paquetes inesperados

COLPISA / AFP

Los tres ataques con paquetes bomba registrados en los últimos 10 días en la ciudad estadounidense de Austin, dos de ellos mortales, están vinculados y pueden ser crímenes de odio racial, dijo la Policía, instando a la población a denunciar cualquier hecho inusual.

"Basados en la evidencia que tenemos en el lugar (donde ocurrió este lunes la tercera explosión), así como en los otros dos sitios en los que hemos tenido estas explosiones, creemos que estos incidentes están relacionados", dijo a periodistas el jefe de Policía de Austin, Brian Manley.

Dos paquetes bomba estallaron en Austin este lunes, 10 días después de un atentado similar en esta ciudad del sur de Estados Unidos. Un joven de 17 años murió tras abrir un paquete bomba que había recibido en su casa, mientras una mujer que reside en la misma dirección resultó herida. Un segundo paquete bomba estalló un poco más tarde, hiriendo gravemente a una mujer de origen hispano de 75 años. El 2 de marzo, otro paquete bomba se había cobrado la vida de un afroestadounidense de 39 años, según la Policía.

"Tenemos dos víctimas afroestadounidenses, y la víctima de este último incidente fue una mujer hispana de 75 años. Por lo tanto, todavía estamos trabajando para determinar si esto puede jugar o no un papel, pero no vamos a descartarlo", dijo el jefe de Policía.

La policía se encuentra inspeccionado casas de Austin, en busca de cámaras de vigilancia. Los investigadores estiman que los paquetes no fueron enviados por correo, sino depositados por alguien en la noche. Las explosiones se produjeron en momentos en que Austin, una ciudad de dos millones de habitantes, recibe medio millón de asistentes de casi 100 países para el festival South by Southwest. Los organizadores del festival no indicaron de inmediato si se tomarán precauciones adicionales.

Mientras tanto, las autoridades aconsejaron a los residentes evitar abrir paquetes inesperados y denunciar cualquier cosa sospechosa. "Le pido al público que preste atención y sea prudente", dijo Manley.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos