El líquido que acabó con la vida de un joven mexicano en la frontera con EE UU

En la imagen, los policías animando al joven a beber de una de las botellas. / Youtube

El chico, de 16 años, muere de sobredosis después de que dos policías de fronteras de California le obligaran a beber de las dos botellas que llevaba

ELCORREO.COM

Cruz Marcelino Velázquez, de 16 años, trató de cruzar la frontera desde Tijuana a San Diego. Cargaba solo con una mochila, en la que guardaba dos botellas de líquido amarillento que él decía era «zumo de manzana». Dio un par de tragos y murió dos horas más tarde por una sobredosis. Lo que en realidad portaba era metanfetamina líquida.

Los hechos se produjeron el 18 de noviembre de 2013. Cuatro años después, sin embargo, el caso ha dado un giro tras salir a la luz una grabación en la que se ve cómo son los propios agentes del paso fronterizo los que obligan al joven a beber de las botellas. En el vídeo, obtenido por la cadena ABC News, se ve como dos policías registran la bolsa de Velázquez y sacan las botellas. Uno de ellos le hace entonces un gesto para animarle a que beba, y el joven obedece. Entre risas con su compañera, le pide en repetidas ocasiones que dé más tragos. Velázquez, estudiante de secundaria, moriría dos horas más tarde.

Los agentes, que fueron sometidos a juicio en 2016, aseguraron no sentirse culpables de la muerte del joven. Sostuvieron que fue él quien bebió voluntariamente la droga y que ellos no le obligaron a nada. Ellos no le detuvieron, a pesar de que, tal y como reconocieron ante el juez, cuentan con kits para realizar test antidroga. La familia de Cruz Velázquez ha sido indemnizada con un millón de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos