La Policía de Hamburgo pide refuerzos, desbordada por las protestas contra el G-20

Grupos violentos intentan sabotear la cumbre de los princípales líderes mundiales

JUAN CARLOS BARRENA HAMBURGO

La cumbre del G20 en Hasmburgo arrancó hoy asediada por cientos de manifestantes violentos que, en grupos pequeños y repartidos por toda la ciudad, trataron de bloquear e impedir el acceso de las distintas delegaciones al lugar de la reunión. Desbordada por los acontecimientos y el gran número de activistas violentos, la Policía de Hamburgo ha solicitado refuerzos a otros estados federados alemanes. Las autoridades de Baden-Württemberg comunicaron el envío inmediato de varios centenares de agentes antidisturbios. Se espera que otros estados reaccionen de la misma manera tras verificar el número de fuerzas disponibles.

sLos disturbios protagonizados la pasada tarde y noche por activistas del llamado «bloque negro» de ultraizquierda rebrotaron al comenzar la jornada. Docenas de automóviles fueron incendiados esta mañana en torno al perímetro de seguridad que rodea el recinto ferial y los hoteles donde se hospedan los invitados. Tan solo en la noble Hamburger Strasse un grupo de encapuchados prendió fuego a cerca de 30 automóviles. También en el barrio de clase alta de Blankenese ardieron varios vehículos durante la mañana. En el barrio de Altona unos 60 encapuchados vestidos de negro se enfrentaron con palos y piedras a agentes antidisturbios y causaron daños en tres vehículos policiales. La policía reprime entre tanto con cañones de agua varias manifestaciones en distintos puntos de la ciudad de activistas que tratan de superar el perímetro de seguridad para cortar calles y cruces con el objetivo de paralizar el movimiento de las delegaciones presentes en la cumbre.

Las protestas obligaron a la canciller federal alemana, Angela Merkel, a retrasar la ceremonia de bienvenida de sus invitados y lograron retener durante un tiempo algunas caravanas oficiales, como la del presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, que llegó tarde a una rueda de prensa. Pese a la presencia de grupos violentos, la mayoría de los manifestantes protestan de manera pacífica, como la marcha 'La juventud contra el G20'.

Reunión Trump-Putin

Un equipo de un centenar de abogados voluntarios que atiende a los participantes en las distintas manifestaciones informó hoy de que desde la pasada tarde han sido detenidas unas 120 personas por acciones de sabotaje y agresiones a la autoridad, aunque en la mayoría de los casos no se ha permitido a los letrados acceder a los arrestados. «No sabemos donde son retenidos desde hace horas», dijo su portavoz, Matthias Wisbar. La policía, por su parte, comunicó esta mañana que hasta ahora han resultados heridos 111 agentes en los disturbios, de los que cuatro necesitaron atención hospitalaria. No hay cifras de manifestantes heridos y el número de detenidos fue cifrado por las autoridades en una treintena.

La cumbre de los 20 mayores países industrializados y emergentes del planeta aborda en su primera jornada de debates la lucha contra el terrorismo internacional y posteriormente los dos temas conflictivos de la reunión: la lucha contra el cambio climático y el libre comercio mundial. En ambos el presidente estadounidense, Donald Trump, mantiene una postura aislacionista por ser el único que ha suspendido el acuerdo climático de París y en defender medidas proteccionistas. Trump tiene previsto reunirse esta tarde por primera vez en persona con el presidente ruso, Vladimir Putin, un encuentro de consecuencias impredecibles. El hecho de que los dos manadatios se reúnan mientras el resto discute sobre el cambio climático ha sido objeto de críticas por parte de otras delegaciones.

Fotos

Vídeos