Sin esperanza para las familias de los tripulantes del submarino desaparecido

Sin esperanza para las familias de los tripulantes del submarino desaparecido

'ARA San Juan', desaparecido desde el día 15 con 44 tripulantes, es infructuosa a pesar de que en la operación por aire y por mar participa una docena de países

MARCELA VALENTE

«No hay ningún rastro», ha confirmado el portavoz de la Armada argentina, Enrique Balbi, y todas las expectativas se desplomaron una vez más. La búsqueda del submarino 'ARA San Juan', desaparecido desde el día 15 con 44 tripulantes, es infructuosa a pesar de que en la operación por aire y por mar participa una docena de países.

Balbi descartó «cualquier contacto» con el sumergible y disparó la desesperanza entre los familiares, alarmados por la posible falta de oxígeno al cumplirse una semana de presunta inmersión.

Horas antes, se había encendido una luz para ellos gracias a una versión difundida por una cadena de noticias de Estados Unidos, que reveló que se habían captado «posibles ruidos» de la nave en la zona de búsqueda. El portavoz lo desmintió al asegurar que todas las pistas «fueron descartadas». Aunque el diario 'Clarín' informó de que la Armada está investigando una «anomalía hidroacústica» detectada el miércoles de la semana pasada, tres horas después de la última comunicación con el submarino. Un portavoz militar señaló que no puede confirmar si ese ruido fue una explosión.

Balbi explicó que la franja del mar Argentino que acoge el operativo tiene mil kilómetros de largo por quinientos de ancho. Ya fue explorada por el aire, pero todavía no por mar debido a las malas condiciones meteorológicas. Ayer el tiempo mejoró, pero hoy se prevén vientos fuertes y tormenta. De cualquier forma, declaró que «no pierde las esperanzas».

Malestar de los allegados

Señaló que la operación de búsqueda y rescate es «de extrema magnitud» y afirmó que cuando haya alguna novedad «buena o no tan buena» se la comunicará de inmediato a las familias. Algunos allegados ya empiezan a manifestar malestar con la Armada por la falta de resultados.

El 'ARA San Juan' había salido de Ushuaia, en la provincia austral de Tierra del Fuego, el día 13. Su propósito era patrullar la zona económica exclusiva del mar Argentino. Se esperaba que el pasado domingo llegara a la base naval de Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires. No obstante, el día 15 el capitán informó de una avería que ya había sido subsanada. Desde entonces no se ha producido un nuevo contacto.

Esta semana se puso en marcha un operativo de búsqueda y rescate con la participación de naves de doce países, incluido España, que se sumó en las últimas horas. Una de las embarcaciones lleva una campana de rescate para acoplar al submarino y un vehículo sumergible para el eventual ascenso de la tripulación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos