El tripartito eleva la partida de personal en 125.000 euros más para cubrir bajas

El pleno aprobó en la tarde de ayer modificaciones presupuestarias para elevar en 125.000 euros la partida de personal./ R. SOLANO
El pleno aprobó en la tarde de ayer modificaciones presupuestarias para elevar en 125.000 euros la partida de personal. / R. SOLANO

Otra partida de 12.000 euros se destinará a la contratación de la RPT (Revisión de Puestos de Trabajo); las bajas en Circulación y Jardines cubrirán los aumentos

Roberto Rivera
ROBERTO RIVERA

El pleno extraordinario celebrado ayer tarde en el Consistorio jarrero ayuda a precisar el alcance real de las modificaciones que el gobierno tripartito pretende introducir en el capítulo de Personal para poder hacer frente a dos cuestiones que se le vienen encima, con inevitable repercusión económica.

De forma inmediata, la contratación de interinos con los que poder cubrir las numerosas bajas que se han venido registrando a lo largo de los últimos meses en la plantilla municipal, una medida de emergencia que ya ha comenzado a ponerse en marcha, a la vista del evidente colapso que se advertía en algunos departamentos municipales. Y a medio plazo, la aplicación de la RPT(Revisión de Puestos de Trabajo), tal y como ha sido pactada en la mesa de negociación por munícipes y delegados sindicales.

La cúpula del Concejo recurre, tal y como contemplaba el orden del día de la sesión, a la aprobación de una nueva modificación de créditos en el Presupuestos para el presente ejercicio. Es decir, a un cambio de cuantías de una a otra partida. En este caso por valor de 137.900 euros, sin que en esa bolsa se reserve nada para soportar la repercusión que acabarán teniendo los cambios proyectados en la valoración de los puestos de la plantilla y que ha sido tasada en unos 100.000 euros al año. Para el presente ejercicio cerca de 50.000 al haberse aceptado que entrará en vigor a partir del 1 de julio.

Pues bien. De los 137.900 euros que se vieron afectados por ese cambio de destino, alrededor de 125.800 se reservan para la contratación de técnicos, administrativos y auxiliares que se encargarán de hacer frente a las necesidades advertidas, fundamentalmente, en las unidades de Cultura, Obras y Secretaría.

Los otros 12.100 euros a los que se hacía referencia en la propuesta defendida por PSOE, Ganemos Haro y Partido Riojano se reservan para la contratación del estudio que define la nueva relación de puestos de trabajo, en la que se trabaja y parece haber obtenido el respaldo, en asamblea, de los trabajadores del Concejo.

Por el momento no se reserva ni un solo euro para poder soportar el incremento que se avecina en las nóminas de la plantilla, una vez entre en vigor. Se supone, pues, que esa es una cuestión financiera que se aparca hasta la definitiva aprobación de la RPT en pleno. Previsiblemente en la sesión ordinaria que debería celebrarse durante el próximo mes de mayo, apuntaron fuentes de la Administración riojalteña.

Comenzará a tener efecto contable, no obstante, a partir del primero de julio.

Con todo, la iniciativa planteada por el equipo de gobierno sólo contó con el respaldo de las formaciones que lo sustentan. Porque el PP se plantó al comprobar que la modificación se realizaba con cargo a dos partidas que, según apuntó José Ignacio Asenjo, el tripartito defendió «con uñas y dientes porque se consideraban necesarias y urgentes» cuando la oposición las calificaba de «exageradas». Especialmente la del contrato de mantenimiento de parques y jardines para el que se reservó 202.000 euros y se reduce ahora en 83.000 euros. Y más aún la dedicada a proyectos de circulación y estaconamientos, que queda a cero porque se recurre a los 55.000 euros que se presupuestaron en su día.

El portavoz 'popular' no cuestionó el fondo de la modificación porque aceptaba la «urgente necesidad» que la alcaldesa Laura Rivado planteó para proponer la contratación de seis personas que cubrirán bajas «en unidades que, aún siendo todas importantes, bloquean el trabajo del Ayuntamiento».

Pero difieren en las formas.

La regidora local cuestionó la acusación recibida de su interlocutor cuando aseguró que la modificación estaba «mal planteada porque no se sabe cuál será la duración de las bajas.» en cuestión. «Podrían prologarse hasta fin de año y quedarnos cortos o ser de un mes y no necesitarse tanto», y defendió por ello su planteamiento contra partidas abiertas en el capítulo de personal.

Rivado, sin embargo, se aferra a los partes médicos en los que «se dice que son bajas de larga duración» y se mantiene en la mecánica elegida para habilitar los fondos «que se necesitan para pagar las nóminas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos