El semidiós más humano llega a La Rioja

Toni Cantó protagoniza ‘Aquiles, el hombre’, primera obra de Roberto Rivera que se estrenó el verano del pasado año en el Festival de Teatro Clásico de Mérida./ JERO MORALES
Toni Cantó protagoniza ‘Aquiles, el hombre’, primera obra de Roberto Rivera que se estrenó el verano del pasado año en el Festival de Teatro Clásico de Mérida. / JERO MORALES

‘Aquiles, el hombre’ cierra su gira nacional la próxima semana en el Bretón de Logroño y el Florida de Alfaro

DANIEL ORTIZ

Su estreno se produjo hace un año y medio ante las miradas más exigentes del teatro clásico, las del Festival de Mérida. Después, ha superado con éxito de crítica y público su paso por el Bellas Artes de Madrid, el Campoamor de Oviedo, el Romano de Medellín, las Termas Romanas de Almuñécar y el Romano de Clunia, de entre tantas otras escalas.

Sin embargo, ‘Aquiles, el hombre’ se enfrenta la próxima semana a dos de sus representaciones más señaladas, pues lo hará en la tierra que vio nacer a su autor, el periodista jarrero de EL CORREO Roberto Rivera. «Existe un plus de motivación porque para mí es un momento muy especial. Soy un riojano de Haro y todo lo que soy es consecuencia de lo que he vivido. De alguna manera, entrego parte de lo que he recibido», explicaba ayer en la rueda de prensa ofrecida para presentar la escala riojana de la gira junto al director general de Cultura, Eduardo Rodríguez Osés, y Diego Iturriaga, de la editorial Siníndice.

Dos son las oportunidades que la obra de Rivera tendrá para deslumbrar al público de su región: el próximo jueves en el Teatro Bretón de Logroño, a las 20.30 horas; y al día siguiente en la Sala Florida de Alfaro, a las 22.30 horas.

Durante el acto de presentación de esta recta final de la gira nacional de la obra, Rivera atribuyó su origen a «un proceso de catarsis que me animó a sobrevivir al trauma de tener que traducir La Ilíada cuando estudiaba griego clásico en el instituto». En la obra de Homero descubrió «un texto apasionante en el que con el paso del tiempo y reflexionando sobre uno de los poemas épicos de nuestra cultura grecolatina uno va descubriendo cosas de por qué sigue siendo una obra tan importante 4.000 años después».

Fue entonces cuando decidió ir un paso más allá e imaginar qué debía habitar la cabeza del héroe entre los héroes de la Grecia clásica. Desprendió a Aquiles de su aura divina y se preguntó qué era del hombre: «Traté de desmitificar absolutamente todo lo que sucede en La Ilíada, donde Homero nos presenta al más grande de los héroes griegos, a un ser prácticamente inmortal por su condición de semidiós».

«En la obra lo presentamos como un hombre que, acabada la batalla y en el trasfondo de su entorno más íntimo, en realidad le está dando vueltas a algo que no cree que tenga el más mínimo de los sentidos», señala Roberto Rivera, agregando que «Aquiles no ve más que la destrucción que se provoca entre los suyos y empieza a entender el sentimiento que debe de haber dentro de las murallas de Troya».

Después de todo ese proceso, la principal conclusión a la que llega es que «el héroe acaba por entender que lo positivo de la muerte es que en última instancia termina por igualarnos a todos».

Regalo especial

Los asistentes a las dos representaciones de la próxima semana no solo se llevarán a casa la visión de ese mito asqueado por la violencia. Como recuerdo especial, a la salida del teatro se les entregará un libro editado por la firma riojana Siníndice –en colaboración con Bodegas López de Heredia y La Rioja Turismo–, que incluye tanto el texto original de ‘Aquiles, el hombre’ como el adaptado a la puesta en escena definitiva.

Se trata, tal y como especificó Diego Iturriaga, de «una tirada de 1.500 ejemplares en la que lo hemos dado todo porque la obra lo merece». Y aunque la agenda impida a alguno acudir al teatro en las fechas reseñadas, el editor indicó que «estos ejemplares se podrán adquirir en cualquier punto de España y Latinoamérica a través de nuestra red de distribución».

Finalmente, Roberto Rivera confesó que le queda una espinita clavada: ver a Aquiles en su Haro natal: «En el Bretón de Haro es muy complicado representar la obra por sus dimensiones, ya que los movimientos de los actores al ritmo de la música pueden solaparse; será complicado llevar la obra a Haro, aunque lógicamente me encantaría que también se representase allí

Fotos

Vídeos