Rivado rechaza los cuatro posibles trazados del AVE a Miranda y apuesta por mejorar el actual

Un tren Alvia recorre el trazado Castejón-Bilbao junto a unos viñedos de Haro./ R. SOLANO
Un tren Alvia recorre el trazado Castejón-Bilbao junto a unos viñedos de Haro. / R. SOLANO

La alcaldesa avanza que el Concejo se enfrenta a un contencioso con Iberdrola a cuenta de la licencia denegada a la compañía eléctrica

Daniel Ortiz
DANIEL ORTIZ

La alcaldesa de Haro, Laura Rivado, rompió ayer al fin su silencio sobre el proyecto presentado por el ministro de Fomento Iñigo de la Serna a mediados del pasado mes de diciembre para conectar la capital riojalteña con Miranda de Ebro a través de la Alta Velocidad ferroviaria, en un trayecto de entorno a veinte minutos. Desde entonces, en casi un trimestre toda suerte de cargos públicos, entidades políticas y asociaciones viticultoras y ecologistas han dejado claro su parecer sobre esta nueva conexión por ferrocarril.

No así Rivado, que hasta el primer día de marzo se había mantenido al margen de cualquier asunto vinculado con este proyecto. Fue en la mañana de ayer, durante una rueda de prensa ofrecida por la regidora y a preguntas de los periodistas, cuando expuso finalmente su opinión. Lo hizo derrochando cautela, repitiendo que «no es competencia de Alcaldía definir por dónde tiene que pasar este trazado» y que «como Ayuntamiento nuestro interés es que nuestra localidad esté bien conectada».

Pese a su planteamiento inicial, Laura Rivado acabó definiendo las cuatro propuestas de trazado –alternativas formuladas en firme y que han sido sometidas a exposición pública a la espera de presentar en próximas fechas el estudio informativo– que Fomento dio a conocer el 14 de diciembre como «cuatro líneas encima de un papel, sin estudios previos, sin declaración de impacto ambiental ni nada».

«Entiendo que ponernos a discutir sobre cuatro líneas que no son definitivas no es competencia nuestra», matizó la alcaldesa. Entonces, si el AVE no debiera discurrir por ninguna de las cuatro alternativas planteadas por el Ministerio, ¿por dónde se supone que debe llegar a Miranda? Rivado lo tiene claro: por donde lo viene haciendo ahora, pero con matices.

«Nadie quiere quitar el tren que ya hay y entiendo que nadie lo va a hacer», dijo, defendiendo que la solución pasa por que «sobre esa línea se hagan las mejoras necesarias para que Haro esté perfectamente conectada por tren tanto con Logroño como con Miranda de Ebro». «Si ya hay una línea ferroviaria que nos conecta con estas ciudades, lo que pedimos es que se mejoren las frecuencias de trayecto», esto es, «que haya más trenes» para desplazarse a ambas ciudades, agregó la primera edil jarrera.

También consultada sobre el posicionamiento de otras entidades como AVIRA –contraria a que las nuevas vías invadan los viñedos de Rioja Alta–, Rivado respondió que «hemos mantenido reuniones con ellos, en las que nos han expuesto su preocupación, que entendemos y compartimos».

A juicio con Iberdrola

La convocatoria dirigida a los medios de comunicación de la regidora estaba dedicada, en cambio, a anunciar las novedades relativas a un asunto similar en el que Rivado no ha ocultado su oposición en ningún momento: la presencia de líneas de Alta Tensión sobre las viñas jarreras.

La alcaldesa comunicó que la pasada semana Iberdrola presentó un recurso contencioso-administrativo tras la negativa de la Junta de Gobierno a concederle una licencia para la construcción de la línea ‘Haro-Norte’ y que el Concejo «lo va a pelear» en los tribunales, si bien el juicio por esta causa aún no ha sido señalado.

La mandataria jarrera defendió que «la denegación se ha fundamentado sobre informes de técnicos competentes en la materia, tanto municipales como externos» y avanzó que, de cara al pleno del próximo miércoles, su equipo va a presentar una propuesta para que todos los grupos municipales representados en el Ayuntamiento respalden una solicitud de ayuda «institucional, jurídica y técnica» al Gobierno de La Rioja ante este litigio.

A pesar de que el Consistorio cuenta con una defensa letrada, «entendemos que en un tema de esta magnitud el Gobierno de La Rioja tiene que echarnos una mano», dijo, subrayando que «el paisaje del viñedo no es solo nuestro; es patrimonio de todos los riojanos».

«No queremos que la petición surja como un acuerdo de la Junta de Gobierno Local o como un Decreto de Alcaldía, sino que vaya encauzado por el máximo órgano de representación del Ayuntamiento, como es el pleno municipal», señaló Rivado.

«Puede acarrear gastos»

La alcaldesa, que ayer reconocía que no ha contactado con el resto de grupos ni con el Ejecutivo autonómico a cuenta de este asunto, apuntó que «si se pierde el contencioso tendremos que conceder la licencia, pero porque un juez así lo estima».

«Puede acarrear gastos al Ayuntamiento, pero al menos tendremos la conciencia tranquila de que hemos agotado todos los recursos posibles para denegar dicha licencia», concluyó, indicando que «entiendo que no va a haber ningún problema en obtener los apoyos, ya que con la tramitación de la ILP todos nos mostramos muy sensibles con la protección del paisaje».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos