La Rioja Alta absorbe un tercio de los PGE para 2018 en la Comunidad: 21,2 millones de euros

La rehabilitación del edificio María Díaz de Haro, con 1,52 millones comprometidos, acapara la mayor inversión del área occidental de la Comunidad Autónoma./ R. SOLANO
La rehabilitación del edificio María Díaz de Haro, con 1,52 millones comprometidos, acapara la mayor inversión del área occidental de la Comunidad Autónoma. / R. SOLANO

Fomento acapara la mayor parte de la inversión en La Rioja, si bien la línea de AVE con Miranda apenas recibe 125.000 euros este año

Daniel Ortiz
DANIEL ORTIZ

Si las cuentas elaboradas por Mariano Rajoy y su equipo para el conjunto del país en el presente año han generado algún tipo de sensación parecida a la ilusión, desde luego que en La Rioja no ha sido. Los Presupuestos Generales del Estado que Cristóbal Montoro presentó ante el Congreso de los Diputados esta semana –por primera vez en la historia reciente de España sin una mayoría pactada previamente para su aprobación– dejan para nuestra región una 'pedrea' de 63 millones de euros.

No es solo que la cantidad se antoje escasa –un riesgo que se da por hecho en una de las comunidades más pequeñas del Estado–, sino que además La Rioja y Navarra son los únicos territorios en los que el Ejecutivo ha tirado de tijera, con el agravante de que en nuestra Comunidad los recortes en inversión suman su segundo ejercicio consecutivo.

Desde la Delegación del Gobierno no tardaron en defender que la baja inversión responde a una suerte de efecto óptico: parece que hay menos dinero para La Rioja porque las grandes obras como la presa de Enciso afrontan la recta final de su inversión. Lo que subyace en esa tesis, perfectamente entendible, es que tras ella no han llegado otros proyectos de envergadura que mantengan el capítulo de inversiones en cotas similares.

En cualquier caso, las cuentas son las que son y el Ejecutivo Rajoy, en caso de conseguir el consenso necesario en la Cámara Baja, ha establecido que un tercio de esa inversión para nuestra Comunidad a lo largo de este ejercicio se centre en proyectos de influencia riojalteña. En concreto, la Rioja Alta 'absorberá' 21.227.900 euros procedentes del Estado este año. Si bien cabe precisar que algunas partidas cuantiosas contemplan actuaciones de ámbito regional, sin un desglose comarcal.

El dinero, al asfalto

Con 37,28 millones de euros comprometidos para este curso, el Ministerio de Fomento es el que cuenta con más fondos para gastar en la región. Y aunque el subconsciente pueda llevarnos a suponer que el trazado de Alta Velocidad con Miranda de Ebro –proyecto 'estrella' que el propio Íñigo de la Serna quiso presentar personalmente en Logroño– será el destinatario de buena parte de ese dinero, lo cierto es que el transporter ferroviario tan sólo copa 125.000 euros de esa cantidad: 50.000 para los estudios del corredor de Alta Velocidad Mediterráneo (del que formará parte la nueva conexión con la localidad burgalesa) y otros 75.000 para el estudio de impacto ambiental en el tramo Castejón-Logroño-Miranda de Ebro.

Son las carreteras y su mantenimiento donde se concentra la mayor parte de la inversión de Fomento para el presente curso. Un tercio del dinero comprometido (12 millones de euros) irán directamente a las obras de la nueva Ronda Sur de Logroño, mientras que la segunda partida más cuantiosa sí afecta directamente a la Rioja Alta, pues implica la prolongación de la Autovía del Camino (A-12) desde Santo Domingo de la Calzada hasta Villamayor del Río, que este año 'quemará' siete de los 94 millones presupuestos a largo plazo en el proyecto.

Otras de las intervenciones vinculadas al área occidental de la región son la variante de Briones a la N-232 (aparece en una partida de 1,7 millones compartida con actuaciones similares en El Villar de Arnedo y Fuenmayor) y los capítulos generales de conservación de carreteras y actuaciones de seguridad vial, que recibirán 3,48 y 1,4 millones de euros, respectivamente.

Por último, Fomento destinará este año 7,3 millones de euros a financiar medidas de reducción de los peajes en la AP-68 y 1,8 millones de inversión extrapresupuestaria de Avasa, la concesionaria de la gestión de la autopista.

Obra pública y patrimonio

Aunque sus inversiones son abultadas, a menudo hay que esperar un largo plazo para vislumbrar sobre el terreno los proyectos de transporte por carretera o por ferrocarril. No sucede así –o al menos, no debería suceder– con las actuaciones previstas por parte de la Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo, que dejan algún que otro 'pellizco' en Haro y su comarca.

El más importante, sin duda alguna, es el destinado a la rehabilitación del edificio María Díaz de la capital riojalteña. Algo más de un millón y medio de euros tendrán este año por objeto dar un nuevo lustre al inmueble, que tiene comprometida una inversión total de 2,69 millones procedentes de esta dirección general.

En el mismo área, aunque con cantidades mucho más discretas, se encuentran actuaciones como la restauración del interior de la Iglesia del Convento de San Francisco, en Santo Domingo de la Calzada (a la que este año se destinarán 159.000 de los 746.000 euros comprometidos); o diversas obras en el Centro de Interpretación del Románico de La Rioja, ubicado en Treviana y que este ejercicio sólo recibirá 16.900 euros, si bien tiene comprometidas inversiones por valor de 1,86 millones de euros en años venideros.

En el ámbito del Patrimonio Histórico, las últimas partidas 'riojalteñas' se centran en el mantenimiento del Monasterio Santa María La Real de Nájera (167.000 de los 737.000 euros comprometidos) y en el Programa 1,5% Cultural, en el que la Catedral de Santo Domingo deberá 'repartirse' 1,44 millones con el Camino de Santiago en Logroño y el yacimiento celtibérico de Contrebia Leucade.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos