Reparadas 48 de las 103 fugas de agua detectadas en la cuenca del Oja y Tirón

EL CORREO

La reparación de las 103 fugas detectadas en las redes de abastecimiento de la cuenca del Oja y Tirón permitirá reducir en un 48% el volumen de agua consumida. Es la conclusión que se extrae del estudio realizado por Calidad Ambiental y Agua en 23 municipios de la comarca riojalteña, donde ya se han reparado 48 de estos puntos de pérdida generando un ahorro de 742.556 metros cúbicos al año.

Todo ello ha sido posible al ponerse en marcha, allá en el mes de julio, la campaña de detección de fugas en el sistema de abastecimiento supramunicipal del Oja-Tirón que se ha prolongado hasta septiembre y ha servido para «comprobar el estado de las redes municipales, cuantificar el caudal medio de agua consumido y concienciar a los municipios de la importancia de hacer un uso eficiente y racional del agua».

Íñigo Nagore, consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, avanzó ayer en Ezcaray los resultados de este estudio que ayudó a localizar la 103 fugas en las redes de 20 municipios del abastecimiento y 3 localidades de la Rioja Alta, en los que se actuó «con carácter de urgencia».

«Se ha demostrado que, con una pequeña inversión, los ayuntamientos pueden garantizar el mantenimiento de la red y evitar pérdidas de agua, logrando ahorros considerables», destacó el representante del Ejecutivo regional que delega en los concejos la responsabilidad de acometer las obras de mejora, una vez detectadas las fugas a lo largo del verano.

De acuerdo con los datos facilitados por Nagore, a fecha 20 de octubre ya se habían subsanado 48 fugas, el 46% del total, que acabarán suponiendo un ahorro de 742.566 metros cúbicos de caudal. «Pero todavía queda margen de mejora, ya que con la reparación de las 55 fugas pendientes de repación», vino a indicar el consejero de Medio Ambiente en este caso, «calculamos que podría rebajarse el volumen de caudal utilizado a 1.224.156 metros cúbicos por año», precisó.

Fotos

Vídeos