La Raíz de Haro, dentro del Ezcaray Fest

Hijo de jarrero y guitarrista del grupo valenciano, Juan ‘Jim’ Zanza se muestra ansioso por tocar ante su familia en La Rioja

Sobre estas líneas, ‘Jim’ Zanza, durante un concierto.
Sobre estas líneas, ‘Jim’ Zanza, durante un concierto. / LA RAÍZ
DANIEL ORTIZ

Ezcaray entrará en el penúltimo fin de semana de este mes en el apretado calendario festivalero del panorama nacional. La villa riojalteña atesora una inigualable experiencia organizando festivales de ‘jazz’ pero este año cambia de registro para adentrarse en un cóctel heterogéneo de estilos como el ‘indie’, el ‘rock’, el ‘punk’ o el ‘hip hop’.

Curiosamente, el grupo encargado de cerrar cartel el sábado 22 no es riojano pero está íntimamente relacionado con la región. Entre los once componentes de la banda valenciana La Raíz encontramos a Juan ‘Jim’ Zanza, cuyas raíces brotan precisamente de Haro. En la capital riojalteña nació su padre y aquí pasó intensos veranos. Por ello, su concierto en Ezcaray será cualquier cosa, excepto rutinario.

–Además de su sangre jarrera, ¿cuáles son los primeros recuerdos que guarda de Haro?

–Recuerdo con mucho cariño el periodo en el que yo tenía entre doce y dieciséis años porque todos los veranos iba de vacaciones con mis tíos y primos de Haro y Gimileo. Tengo muchas ganas de ver prontito a mi familia de allí durante el concierto que daremos el día 22 en Ezcaray.

–Tocar en Ezcaray es prácticamente como jugar en casa.

–Desde luego. Para mí es un concierto muy especial y ya me han confirmado que van a venir muchos familiares a vernos. Yo empecé a tocar la guitarra en la fábrica de mis tíos de Haro. Siempre me recuerdan cuando tocaba las canciones de Iron Maiden y ahora están muy ilusionados porque vayamos allí a tocar.

–¿Cómo se gestionan las emociones de cara a un concierto tan especial? ¿Representa un plus de responsabilidad o de diversión?

–Hay un poco de las dos cosas. Acabas disfrutando más el concierto porque te alegras de poder estar ante gente a la que quiero tanto. Pero también hay un punto de nerviosismo para que todo salga bien.

–¿Le ha contagiado ya esas ganas al resto de componentes de la banda? ¡A ver si van a ser los propios músicos los que acaben pidiendo los ‘bises’...!

– (Risas) Ellos saben que yo afronto este concierto con mucho cariño y va a ser muy gracioso cuando empiece a presentarles a toda mi familia. ¡Van a flipar!

–Actúan, por si fuera poco, como los encargados de cerrar el cartel del día en el festival.

–Nunca habían montado un festival así y cuando me enseñaron el cartel lo primero que pensé fue: ¡Joder, qué bien se lo han montado!. Ojalá vaya todo muy bien porque cuesta un montón sacar adelante este tipo de iniciativas y cuando alguien las saca adelante hay que apoyarlas.

–No sé si la ‘temporada alta’ de conciertos le va a dejar tiempo para pasar unos días en la tierra de su padre.

–Precisamente le he comentado a mi padre que me encantaría pasar unos días antes y después del concierto. Pero me temo que va a ser imposible. El día anterior tocamos en Mataró, por lo que no puedo llegar antes a La Rioja, y a la semana siguiente seguimos tocando, por lo que estoy viendo que me voy a poder quedar muy poco tiempo. No obstante, espero volver con el grupo y tener más tiempo en el futuro.

Un incondicional en casa

–Hablando de su padre... ¿Es de esas personas superprotectoras con sus hijos, de los que siempre le dice que ha estado genial o encaja en el perfil de ‘mi peor crítico’?

–Mi padre está orgullosísimo. Siempre está siguiéndome en las redes sociales y avisándome cuando ve el nombre de nuestro grupo en un nuevo cartel. Está a la última, en cuanto a curiosidades de La Raíz en internet, y se entera incluso antes que nuestros ‘managers’. No sé cómo lo hace. Suelo enviarle las canciones antes de editar nuestros discos y siempre le gustan. No me pone muchas pegas. Es un buen fan.

–¿Qué se va a encontrar el espectador que vea por primera vez a La Raíz en Ezcaray?

–Básicamente, va a encontrar a un grupo de amigos que se lo pasa genial en el escenario y que contagia ese buen rollo a la gente. Por definición somos una banda de ‘rock’. Pero mezclamos muchos estilos y, a poco que te guste pasártelo bien, vamos a tener una noche muy divertida.

Fotos

Vídeos