«Estos Presupuestos condenan a Haro»

Edificio donde se encuentran las lonjas, en planta baja y subterránea, del antiguo Mercado./ R. SOLANO
Edificio donde se encuentran las lonjas, en planta baja y subterránea, del antiguo Mercado. / R. SOLANO

El PP cuestiona de forma frontal las cuentas que presentó la alcaldesa para 2018, «corta y pega que demuestra la falta de conocimiento de lo que demandan los vecinos»

ROBERTO RIVERA

El Partido Popular prepara toda su artillería para el debate de Presupuestos que se celebrará el miércoles, «alarmado» por el contenido del documento económico que presentó esta misma semana la alcaldesa de la ciudad, Laura Rivado, y que el grupo mayoritario de la oposición define con términos especialmente críticos y duros. José Ignacio Asenjo, el responsable del área de Economía en las filas de la formación conservadora, lo definió como «un corta y pega» que, en su opinión, «deja al decubierto que no hablan con los ciudadanos y, consecuentemente, no tienen el más mínimo conocimiento de lo que demandan y necesitan».

No es ésa, en todo caso, la principal de sus preocupaciones. Tras estudiar con detalle las cuentas diseñadas por el gobierno local de PSOE, Ganemos Haro y PR para 2018, advierte por encima de todo que «se está perdiendo la oportunidad de crear puestos de trabajo», una competencia que reconoce del Ejecutivo regional pero que, sostiene al valorar el contenido del borrador recibido, «necesita de políticas municipales adecuadas para su aplicación».

Alude, con ello, a la ausencia de una partida que contempla la apertura del proceso de desarrollo y creación del polígono industrial de La Zaballa por tercer año consecutivo. Pero sobre todo en una situación que califica de «delicada. El Ayuntamiento no dispone de un sólo metro cuadrado de terreno industrial.Lo poco que queda está en manos privadas y, si viniese una empresa interesada en instalarse, no se le podría ofrecer nada, salvo someterse a las leyes del mercado y hacer frente al pago de unos precios desmesurados que harían inviable la inversión en nuestra ciudad».

Visto el preocupante horizonte que vaticina para el futuro «en el que no se piensa, condenando de esa manera a Haro», Asenjo aconseja a los miembros de la cúpula municipal «salir de sus despachos y hablar con los vecinos, y muy especialmente con empresarios, ‘pymes’ y autónomos para saber de verdad cuál es el análisis que hacen ellos de la realidad y cuáles son las necesidades que se deben atender cuanto antes».

A esa cuestión que los ‘populares’ consideran de rango superior y ha aparecido de forma periódica cada vez que se ha abordado el debate de Presupuestos, se suma otra batería de menor peso que consideran, no obstante, todo un síntoma de «la falta de ideas» que define, siempre de acuerdo con la valoración del PP, el modelo de gestión puesto en marcha aplicado durante la actual legislatura y trasladado, por lógica, a la previsión de gastos e ingresos.

Es precisamente al analizar los cálculos que realizan con estos últimos en la mano cuando el concejal de la oposición llega a la convicción de que «el tema se les va de las manos» porque para hacer frente a los 12,4 millones de euros que prevén gastar a lo largo del próximo curso «vuelven a recurrir a la partida de monetarización de derechos y convenios urbanísticos» (caudal generado por el desarrollo del sector de Atamauri que aportó más de 8 millones), al retraer de ella 570.000 euros más, «tal y como hicieron este año a pesar de criticar tanto aquella actuación urbanística».

Pero sobre todo porque hacen referencia a «hipotéticas ayudas de la Comunidad Autónoma que no se sabe si se van a otorgar o dependen de convenios de colaboración que no se han firmado ni consta que se vayan a firmar», visto el borrador de Presupuestos que el Gobierno de José Ignacio Ceniceros pretende entregar al Parlamento.

Dudas sobre financiación

Asenjo alude a dos actuaciones concretas. A la reconversión del antiguo Mercado de Abastos en un centro cívico con una inversión de 730.000 euros, a la que habría que sumar los 200.000 ya asignados con cargo a 2017, que sería financiada por el Gobierno riojano en 260.000 euros, viene a anunciar el tripartito, aún cuando el presidente regional pidió a principio legislatura las demandas de las cabeceras para todo el mandato y entonces no se planteó esta reivindicación. Y a la ampliación del Museo del Torreón, actuación para la que se reservan otros 450.000 euros que deberían ser aportados en su totalidad por la Comunidad Autónoma que, sin embargo, se ya ha dejado claro que no la considera prioritaria ni cuenta, a día de hoy, con tal asignación en los Presupuestos de La Rioja para 2018.

Desde la bancada de los ‘populares’ se plantea, por todo ello, un dilema de calado. De no asumir Cultura la intervención en el museo jarrero y no hacer frente, por lo tanto, al pago de las obras, el Ayuntamiento no tendría que asumir, por su parte, ningún gasto. «Pero en el caso del Mercado, si no se recibe finalmente esa subvención, con las obras ya adjudicadas, es evidente que el equipo de gobierno debería hacer frente al pago de la inversión en su totalidad. ¿Cómo se van a financiar entonces los 260.000 euros que prevé ingresar de Logroño si no se reciben?».

Se generaría un descuadre que en el caso de los 60.000 euros para caminos rurales considera «un error de cálculo» porque se pretenden financiar, siempre de acuerdo con los datos que aportó Rivado a los miembros de la comisión de Economía, con una subvención de 40.000 euros de la Comunidad, 18.000 por el cobro de contribuciones especiales a los beneficiarios de la zona y «¿el Ayuntamiento sólo va a aportar 2.000 euros»?, plantea Asenjo tras recordar que propietarios y Concejo pactaron cubrir al 33 y 66 por ciento la cuantía que no financia la Administración autonómica. «O suben el alcalce de la inversión o reducen la aportación de los agricultores sujetos al pago de las contribuciones», resolvió.

Detalles menores que no han pasado desapercibidos al partido de la oposición municipal.

Para empezar. En el cuadro de inversiones se detalla la aportación de 768.000 euros por parte de la Comunidad, «pero no se explica con cargo a qué partidas se va a cubrir el resto de la cuantía prevista», que supera los 2,4 millones de euros.

Otro más. De las 82 partidas que definen el capítulo de ingresos, «sólo se han modificado 23, y en muchos casos», opina José Ignacio Asenjo, «para empeorar los datos que aparecían en los Presupuestos de este año, confirmando de forma explícita que este presupuesto es un corta y pega del actual»

El más llamativo. El edil del PP asegura que la partida de subvenciones a entidades sociales se ha reducido en 14.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos