El pleno de Haro aprueba la nueva ordenanza reguladora del cementerio

El pleno de Haro aprueba la nueva ordenanza reguladora del cementerio

Las concesiones de nichos, tumbas, fosas, panteones y columbarios tendrán una duración de 15 años, pudiendo prorrogarse hasta los 75

DANIEL ORTIZ

Pensándolo bien, no había un momento mejor para abordar una de esas ordenanzas municipales de interés general, pues todavía no ha trascendido un solo caso en el que alguien logre –a muy largo plazo, se entiende– escapar de la parca. Un día después de la jornada del año con mayor afluencia de personal en el cementerio, el pleno del Ayuntamiento de Haro aprobó ayer inicialmente la normativa que establece las pautas en el camposanto jarrero.

Con los votos favorables del Gobierno tripartito y la abstención del resto de grupos, el Ayuntamiento dio luz verde a una normativa que consta de 72 artículos dispuestos en cuatro títulos y que entrará en vigor a partir de la jornada siguiente a aquella en la que el Boletín Oficial de La Rioja dé cuenta de ella.

Este nuevo reglamento establece todo lo concerniente a la prestación del servicio en el cementerio, a la aplicación del derecho funerario, a la construcción, conservación y cuidado de las unidades de enterramiento; y a la inhumación, exhumación, reinhumación y traslado de los cadáveres y restos humanos.

En resumidos términos, esta nueva ordenanza recoge detalles como que en el camposanto «no se reservará ningún espacio de carácter especial para enterramientos que puedan implicar discriminación prohibida por las leyes» o algunos más cotidianos como la prohibición de la venta ambulante en sus inmediaciones –salvo la de flores en su exterior, previa autorización del Concejo en las fechas determinadas por el mismo–, así como el veto a la entrada de todos aquellos animales que no ejerzan las funciones de lazarillo.

En el ámbito de la seguridad, aunque el Ayuntamiento realizará las labores de vigilancia, «no se responsabilizará de las sustracciones ni de los desperfectos que personas ajenas al servicio puedan causar en las unidades de enterramiento y en los objetos que en ellas se depositen».

Respecto al derecho a gozar del descanso eterno en el cementerio jarrero, las concesiones de uso de nichos, tumbas, fosas, panteones o columbarios tendrán una vigencia de quince años a partir de su adjudicación, pudiendo ser prorrogadas por periodos de diez años hasta acumular un máximo de 75 en total.

Como motivos de extinción del derecho funerario, la ordenanza incluye algunos como el «estado ruinoso de la construcción» o su abandono –que deberán ser avalados por un informe técnico– o el impago de las tasas recogidas en la correspondiente ordenanza fiscal.

Finalmente, el Ayuntamiento catalogará como bienes singulares y de especial protección aquellas «construcciones, panteones, esculturas o sepulturas de trascendencia histórica o emblemática, artística o cultural» sobre la base del ‘Estudio histórico-artístico del Cementerio». En el mismo artículo de la ordenanza se establece que «toda ornamentación, figura, estructura, verja, etc. que aún finalizada la concesión de la misma, o abandonada por los titulares, al ser un elemento fijo, no podrá retirarse de la sepultura en la que se encuentre, es decir, quedará en beneficio del patrimonio municipal».

Más acuerdos

Hubo más temas sobre la mesa del pleno municipal, más allá de lo funerario. El Concejo aprobó una adenda al convenio de colaboración entre los Ejecutivos local y autonómico para la financiación conjunta de los gastos de personal en materia de intervención de adicciones.

El grupo municipal del Partido Popular sacó adelante su petición para que el Ayuntamiento de Haro se adhiera a los actos conmemorativos que están promoviendo las Cortes Generales para celebrar el 40 aniversario de la Constitución Española. Por otro lado, también obtuvo el visto bueno la propuesta de Alcaldía para defender una declaración institucional para conmemorar el próximo 25 de noviembre el Día Internacional contra la Violencia de Género.

Fotos

Vídeos