El número de delitos cae en Haro un 9,3% entre los meses de enero y junio

El delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, y la alcaldesa Laura Rivado posan en el Salón de Plenos con agentes de la Guardia Civil y Policía Local. /
El delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, y la alcaldesa Laura Rivado posan en el Salón de Plenos con agentes de la Guardia Civil y Policía Local.

De las 185 infracciones registradas en la capital jarrera en el primer semestre del año, un centenar de ellas tuvieron la consideración de ‘leves’

DANIEL ORTIZ

Vivir en Haro es hoy una actividad sensiblemente más segura de lo que lo era el año pasado. Al menos, eso es lo que reflejan los datos de criminalidad en la capital jarrera durante el primer semestre del año, que ayer dieron a conocer las autoridades y que arrojan un descenso del 9,31% en el índice de criminalidad respecto al mismo periodo del año anterior.

En concreto, entre el 1 de enero y el 30 de junio se cometieron en la ciudad jarrera un total de 185 hechos delictivos –esto es, a razón de uno al día aproximadamente– cuando en el mismo paréntesis de 2016 se contabilizaron 204. De los delitos cometidos durante el primer semestre del año, cien tuvieron la consideración de infracciones leves, las conocidas como ‘faltas’ hasta la entrada en vigor del nuevo Código Penal en julio de 2015.

Respecto a los 85 delitos restantes, calificados como ‘graves’ o ‘muy graves’, la gran mayoría (55, el 65%) volvieron a estar relacionados con atentados contra el patrimonio, si bien solo en cuatro casos se registraron robos con violencia e intimidación.

El delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, fue el encargado de ofrecer estos datos ayer, coincidiendo con su visita a la capital riojalteña para participar en la Junta Local de Seguridad, celebrada en el Ayuntamiento jarrero.

Para el máximo representante del Estado en la región, la tendencia a la baja en el número de delitos cometidos en Haro es digna de «satisfacción». Asimismo, subrayó que «La Rioja goza de un buen nivel de seguridad», recordando que la tasa de criminalidad es en la región 18 puntos inferior a la media nacional y que solo hay dos comunidades con guarismos más amables.

Bretón no acudió únicamente a Haro para pasar revista a los datos de criminalidad registrados a principios de año. Tras la sesión de la Junta Local de Seguridad quedó aprobado el procedimiento mediante el cual la Guardia Civil y la Policía Local extremarán las labores de vigilancia y seguimiento de las medidas de protección destinadas a proteger a las víctimas de violencia de género en la ciudad.

En concreto, lo refrendado ayer establece que los casos de riesgo ‘alto’ y ‘extremo’ seguirán siendo competencia exclusiva del instituto armado, que además se ocupará de la mitad de los casos calificados como de riesgo ‘medio’, ‘bajo’ y ‘no apreciado’. En el resto de casos, el cuerpo encargado de prestar servicio será la Policía Local jarrera.

Incorporación al ‘VioGen’

Ademas, las líneas de colaboración entre ambas instituciones se extenderá también al ámbito de la investigación con la incorporación de la Policía Local a ‘VioGen’, el Sistema Integral en los Casos de Violencia de Género. Se trata de un fichero de datos que impulsó e l Ministerio de Interior hace ahora una década a través de la Secretaría de Estado de Seguridad.

Así, durante las próximas semanas los agentes jarreros participarán en cursos de formación impartidos por el personal de la Administración central, con el objeto de que se familiaricen lo antes posible con el manejo de esta base de datos.

El delegado del Gobierno agradeció públicamente la «predisposición» del Ayuntamiento de Haro para validar este convenio, va a permitir «intensificar la colaboración» en la protección de las mujeres que padecen la violencia machista.

«La lucha contra la violencia de género es una responsabilidad que debe ser compartida y cuyo éxito, por tanto, depende del esfuerzo y el compromiso colectivo», concluyó Alberto Bretón.

Fotos

Vídeos