La junta de la APA del instituto trata a la desesperada de evitar su «suspensión»

La junta de la APA del instituto trata a la desesperada de evitar su «suspensión»

Convoca una asamblea extraordinaria para el día 13, tras contar en la cita anterior con la asistencia de quince padres y no disponer de un mínimo equipo para su gestión

ROBERTO RIVERA

La cúpula de la Asociación de Padres de Alumnos (APA) del Instituto Ciudad de Haro mira al 13 de diciembre con la esperanza de que ese día participe de la asamblea de la entidad un mínimo número de asociados y se garantice, de esa manera, la continuidad de su actividad orgánica. Porque el llamamiento realizado, con carácter extraordinario y a la desesperada, por los pocos miembros que siguen gestionándola no puede resultar más dramático. En el orden del día remitido a sus miembros aparece un único punto y contempla la suspención de la asociación. Tal cual.

Se trata de una situación que, según se detalla en la misiva, para la junta directiva «resulta muy difícil de asumir. Hemos invertido en ella toneladas de tiempo, ilusión y esfuerzo. Todo lo que hemos podido», aseguran los integrantes del equipo directivo actual. «Pero no somos magos y cinco personas», las que forman parte de la cúpula en la actualidad, «no pueden sostener un edficio» en el que están representadas más de 900 familias.

La causa que parece haber conducido a este estado de extrema necesidad es la nula respuesta obtenida en las dos únicas asambleas que se celebran al cabo del año. «La participación», lamentan las responsables de la APA, «no ha superado las quince personas», incluyendo en esa cifra a las integrantes de la junta.

Aunque más determinante parece haber resultado el hecho de haber perdido, en los dos últimos cursos, a la mitad de los componentes de ese equipo, sin que las vacantes hayan podido ser cubiertas con la incorporación de padres que asistan a la cita de apertura de curso y se muestren dispuestos a colaborar en la gestión de la entidad.

Quienes siguen haciéndolo, «además de tener hijos terminando su formación en el centro docente de Secundaria», reconocen estar «agotando el resto de energía» que les queda en conseguir que el resto de los asociados sean «conscientes de la importancia de mantener una asociación fuerte, representativa y luchadora. Es nuestra voz como familias en el instituto. Es nuestra voz ante las instituciones (Ayuntamiento, consejería, medios de comunicación...) La queremos implicada en la vida del centro como miembro de la comunidad educativa de pleno derecho», recuerdan en su comunicación, repleta de reflexiones y llamadas a la participación.

A fin de cuentas, vienen a resumir en última instancia, «la asociación tiene como primer objetivo colaborar» dentro de ese ámbito de gestión «para conseguir la mejor educación para nuestros hijos. Nada más y nada menos».

Lamentablemente, de todo ello sólo han podido ser informados hasta el momento los siete asociados que acudieron a la asamblea ordinaria celebrada el pasado miércoles. «Siete madres y padres a los que expusimos la actual situación y a los que agradecemos su comprensión y afecto».

Fue con ellos con los que se optó por dar «una nueva oportunidad a todos aquellos que quieran interesarse» por el papel que desempeña el colectivo «y, quizá, dedicar una pequeña parte de su tiempo y esfuerzo» a la puesta en marcha de los proyectos que se proponen desde la asociación de padres.

Para ello se anuncia la celebración de una nueva asamblea en esa fecha, la del 13 de diciembre. Será a partir de las ocho de la tarde, y en el salón de actos del propio instituto (Edificio Cossío) cuando se explique «con más precisión» la situación real por la que atraviesa la entidad y se sondeen, a continuación, alternativas que permitan revetirla definitivamente.

La junta rectora se aferra a la convicción de que todos los convocados son «padres preocupados por sus hijos y comprometidos con su formación». Y a un dato esperanzador, sin duda: «No es frecuente que las APAs tengan como socios a una cuarta parte de las familias del alumnado». Y esa circunstancia se da en Haro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos