El PP jarrero resume la gestión del tripartito como «fuegos de artificio»

El PP jarrero resume la gestión del tripartito como «fuegos de artificio»

El grupo popular cuestiona la labor del Ejecutivo de Rivado en materias como la fiscal, obras públicas, empleo e industria

Daniel Ortiz
DANIEL ORTIZ

Sin banderas blancas ni treguas posibles, el grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Haro volvió ayer a la carga con un nuevo capítulo del frente que mantiene abierto con el Gobierno tripartito. Si este martes puntualizaba las explicaciones de la alcaldesa, Laura Rivado, sobre los polémicos recibos del IBI y las responsabilidades de su incremento, ayer el PP pasó revista a «las últimas manifestaciones realizadas por el Ejecutivo local sobre lo realizado en 2017 y sus previsiones para 2018». Y, como era de esperar, el balance le salió negativo a los populares.

Tanto, que Alberto Olarte acabó sintetizando como «fuegos de artificio» las actuaciones dirigidas desde el Concejo, con dieciséis aspectos que el principal partido de la oposición municipal considera manifiestamente mejorables.

El portavoz de la oposición inició su comparecencia lamentando el «sonrojo» que produce «que un Gobierno se atribuya para sí el trabajo de los funcionarios», en relación a la actividad administrativa del Consistorio que «se atribuye» el Gobierno tripartito: 11.162 documentos de entrada, 44.623 de salida; 8.800 liquidaciones y 131.000 recibos. «Quizás sean recibos del IBI», ironizó Olarte.

No fue la única alusión ‘popular’ a la fiscalidad en Haro: «Hablan (el Gobierno local) de bajada de impuestos, de tasas y de tributos cuando es falso; las tasas del cementerio las han duplicado». Olarte también valoró una de las medidas ‘estrella’ del Ayuntamiento durante el pasado ejercicio, la bonificación en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) para aquellas empresas jarreras que apuesten por la contratación indefinida.

«Estamos seguros de que ninguna empresa contrata trabajadores por este tipo de incentivos, sino porque los necesita», apuntó el líder del PP, explicando que «una empresa de 50 empleados tiene que contratar a 5 trabajadores para ahorrarse 111 euros al año».

Algunas de las críticas más severas al «inmovilismo» del Ejecutivo local fueron las relacionadas con el empleo y la industria. «Antes decían que traerían empresas y crearían no sabemos cuántos cientos de puestos de trabajo pero, que sepamos, hay cuatro nuevos puestos en Haro; los de Rivado, Redondo, García y el Gabinete de Prensa», señaló Alberto Olarte, que además lamentó el estado de «abandono» del Polígono de la Zaballa.

En el apartado de obras públicas, el PP elevó la dureza del discurso, al considerar que «no tienen que venir unos iluminados a dignificar lo que siempre ha sido digno», en alusión a los trabajos en la Plaza de la Paz que, recordó Olarte, «están parados, al igual que los nuevos vestuarios de El Ferial».

«Perplejos y desorientados»

«Dicen apostar por el casco antiguo, pero estamos perplejos y desorientados», agregó el portavoz de la oposición, aludiendo al gasto de 23.000 euros para desarrollar «unos estudios que no han aportado nada que no supiéramos de antemano los ciudadanos de Haro». «Javier Redondo anunció que esos estudios se paralizaban, pero aprobaron unos presupuestos que asignan otros 24.000 euros para seguir con ellos; de ahí nuestra perplejidad», añadió Olarte, subrayando que «más pobre y decepcionante no puede ser la famosa rehabilitación integral del casco antiguo».

Otra de las discrepancias entre el balance realizado días atrás por el Gobierno local y la valoración de la oposición tiene el servicio de autobús urbano como protagonista. «El Ayuntamiento dice que ha mejorado el recorrido pero es totalmente falso», criticó Olarte, apuntando que se han creado nuevas paradas «por antojo de alguno» y eso «ha duplicado el tiempo que tarda el bus en hacer su trayecto».

«Para beneficiar a uno o dos ciudadanos han acabado perjudicando a la gran mayoría», añadieron los populares al respecto, denunciando además que «ha habido muchos vecinos que han dejado de usar el Bus Urbano».

Por último, el PP criticó que el equipo de Rivado omitiese en su balance la ampliación de la zona azul «que tanto criticaba» a las calles Navarra y Santiago, así como el conflicto con la Banda de Música: «Parece que sea un tema ajeno al municipio y les queremos decir alto y claro que los jarreros queremos una banda como la que siempre hemos tenido, formada por músicos de aquí».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos