Intervención detecta un pago de 2.256 euros sin solicitud previa de otros presupuestos

Rubén Salazar, responsable del área de Festejos, repasa unos documentos en el salón de plenos./
Rubén Salazar, responsable del área de Festejos, repasa unos documentos en el salón de plenos.

El PP revela en pleno el contenido del informe:Sin propuesta de gasto previa, «imposibilitó el contraste de los precios aplicados para verificar si se ajustaban a mercado»

Daniel Ortiz
DANIEL ORTIZ

El paso por el salón de plenos de tres nuevas remesas de facturas correspondientes al año 2017 y no liquidadas en el transcurso del ejercicio lleva a centrar la atención, como sucediera en la sesión celebrada semanas atrás, en la presencia de un pago realizado por personal del Concejo en un establecimiento de Miranda de Ebro al que el Partido Popular no le encuentra el más mínimo sentido, entendiendo que lo razonable es «realizar comprar en los comercios de la ciudad que son los que tributan en Haro». Especialmente cuando se trata de suministros genéricos.

El repaso a ese listado de facturas pendientes, que para ser finiquitadas exige lo que en términos administrativos se define como ‘reconocimiento extrajudicial de créditos’, levantó ampollas durante el debate de enero porque, aún tratándose de una cantidad mínima (apenas 39,42 euros), el concejal de Festejos lo justificó argumentando que se necesitaban bizcochos para un acto navideño y el director municipal de Cultura, explicó textualmente Rubén Salazar, se los pidió al responsable del centro comercial burgalés, al que conocía, porque «no había suficiente producto en Simply».

«¿Y no había más bizcochos en todo Haro?», preguntó Patricia Mateos en tono jocoso. «Hay que tener recursos», vino a responder el titular de Festejos a la concejala no adscrita aquel día.

Lo que entonces quedó en anécdota y la oposición tildó, no obstante, de desprecio al comercio local volvió a repetirse durante la sesión del pasado miércoles, aunque en este caso el listón se situase muy por encima de aquellos 39 euros, ya que el gasto realizado, en el mismo establecimiento de Miranda y el último día del año, ascendía a 2.256,72 euros y llegaba, además, a la sala acompañado de un ‘informe de reparo’ del departamento municipal de Intervención.

Detalles del procedimiento

Ahí es donde reside, en realidad, la trascendencia de este segundo caso, más allá de la cuantía, en sí misma.

El concejal del PP calificó de «despróposito» la compra, entendiendo que alguien debía explicar «por qué se hizo fuera de Haro y de la Comunidad, y por qué se hizo a dedo», tras desvelar ante el órgano ejecutivo que se llevó a cabo «sin decreto de Alcaldía ni procedimiento negociado».

Desde la presidencia, Laura Rivado confirmó, al ser informada de ello desde la bancada del gobierno, que la factura correspondía a «gastos de fiestas, Navidades», delegando en Salazar la opción de ampliar la información, sin que éste llegase a hacerlo en un primer momento.

Lo hizo, a renglón seguido, cuando Asenjo insistió en preguntar «por qué este consumo de 2.256 euros se hizo en Miranda, y no se ha comprado a comerciantes de Haro que son contribuyentes de este Ayuntamiento». «Pediremos el informe oportuno y se lo trasladaremos», le respondió el responsable de Festejos. «Ahora no le puedo contestar a esta pregunta».

«¡Si no hay que trasladar nada a nadie!», encontró como respuesta del componente del grupo Popular. «Ya hay una advertencia de la interventora diciéndoles que lo que han hecho no es correcto».

Así es como dio Asenjo lectura al informe elevado por la responsable técnica de Intervención en términos especialmente claros.

«No ha sido objeto de propuesta de gasto previo, imposibilitando así la realización de previsiones presupuestarias alguna ni contraste de los precios aplicados para verificar su adecuación a mercado al imposibilitarse la verificación con la presentación de presupuestos previos cuya valoración pudiera ser contrastada por los servicios técnicos correspondientes en su caso. En todo caso, las contrataciones realizadas verbalmente ni siquiera respetaron la necesaria verificación de existencia de crédito adecuado suficiente», apuntaba en última instancia el informe técnico.

«Yo creo que ésta es una irregularidad manifiesta, señora alcaldesa», zanjó el edil del PP. «Como ahora mismo no tengo la factura delante y no sé a qué conceptos se refieren estos, pediré un informe al técnico correspondiente».

Se está a la espera del mismo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos