Haro pugna por ser reconocida como la ciudad turística más accesible de La Rioja

Un nutrido grupo de turistas recorre el Barrio de la Estación de Haro./
Un nutrido grupo de turistas recorre el Barrio de la Estación de Haro.

Por el momento, lidera las votaciones populares en el concurso convocado por una empresa siderúrgica alemana a nivel nacional

Daniel Ortiz
DANIEL ORTIZ

No hay una ciudad que persiga el apelativo de turística que no tenga como fin último que los visitantes se sientan como en su propia casa. Es un propósito que el papel soporta a la perfección, pero llevarlo a la práctica resulta algo más complejo. Porque ahí deben confluir mil y un factores que a menudo escapan al control de la Administración, como pueden ser la afabilidad de los vecinos con el foráneo o la propia climatología.

En cambio, en esa búsqueda de la comodidad máxima del turista sí hay elementos que dependen única y exclusivamente de la gestión local y, entre ellos, la accesibilidad representa uno de los puntales básicos.

La empresa siderúrgica alemana ThyssenKrupp ha convocado la quinta edición del concurso 'Destino Turístico Accesible', que busca premiar precisamente a las localidades que demuestran querer ser «un destino para todos» mediante la eliminación de barreras arquitectónicas. Y no las selecciona mediante ningún tipo de auditoría externa, sino que los jueces del concurso son los propios usuarios, que emiten sus votaciones a través de la plataforma digital 'http://destinoaccesible.es'.

En la primera de las fases del certamen los usuarios votan por las localidades más accesibles de cada región y, en La Rioja, no solo figura Haro entre las candidatas, sino que además –al cierre de esta edición– lidera las votaciones con una holgada ventaja sobre otras ciudades como Logroño, Alfaro, Nájera, Arnedo y Calahorra. El plazo para emitir sufragios por esta vía se extiende hasta el próximo 6 de mayo y para figurar como candidata, Haro ha tenido que acreditar unos requisitos mínimos que pasaban por demostrar acciones concretas en la materia, contar con rutas accesibles y que los locales hosteleros y de restauración están adaptados para personas con movilidad reducida.

En este sentido, el Ayuntamiento jarrero recordaba esta semana que «ya se ejecuta un proyecto elaborado por el Concejo sobre la base de una memoria presentada por Asprodema» para facilitar la accesibilidad a las personas con dificultades, si bien la relación de acciones concretas de ese proyecto la comunicará la Administración local en fechas futuras.

El premio en esta primera fase, más allá de la entrega de un trofeo y una placa conmemorativa con esta distinción, no consiste en otra cosa que ser de la partida en la siguiente, en la que la organización busca el nombre de la ciudad más accesible del país. En las anteriores ediciones, las localidades ganadoras de este concurso fueron Cáceres (2014), Lugo (2015), Avilés (2016) y Soria (el pasado año). En caso de resultar vencedora del concurso, Haro deberá planificar una ruta accesible por la ciudad.

Desde la Concejalía de Turismo señalan que «sería muy bueno que Haro compitiese en esta final», por lo que animan a los jarreros a votar por ella de aquí al 6 de mayo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos