Haro se entrega al mito de Halloween

Haro se entrega al mito de Halloween

La cuarta convocatoria del recorrido confirma la franca progresión que viene experimentandosu puesta en escena a nivel artístico y técnico

ROBERTO RIVERA

Comenzó como un juego, casi como un guiño para la chavalería que llevaba años y años embarcada, desde la asignatura de lengua anglosajona, en la implantación de Halloween y en la progresiva renuncia a la de Todos los Santos que se sabe una tradición más arraigada en el país. Y la cuarta edición del Pasaje del Terror que puso en marcha, hace ya tres años, el Centro Juvenil y han acabado proyectando Consejo de la Juventud, Instituto Riojano de la Juventud y Cuadro Artístico Bilibium, junto a empresas y particulares, no ha hecho en estos dos primeros pases sino evidenciar la palpable progresión que ha experimentado la puesta en escena del recorrido.

Crece en las formas, crece en el fondo y crece de forma considerable entre el auditorio, notablemente atraido por la propuesta, y más repleto de adolescentes y adultos que de menores, para los que se había reservado la sesión vespertina de ayer, con mayores al lado.

Basta con echar un vistazo al recuento realizado por el responsable de la unidad, al cierre de la jornada inaugural. De acuerdo con los datos que manejaba Enrique Martínez, por los pasillos de ‘Conventus’, la denominación bajo la cual se presentaba al público en esta ocasión, sólo en la noche del lunes, por los pasillos que relatan, escena tras escena, la historia del inquietante monasterio, pasaron 456 personas, cerca de medio millar.

Y a esa cifra habría que sumar cuantas lo hicieron el día después, con pases a las seis y a la media noche, sin que se conociese el cómputo final al cierre de esta edición, aún cuando se barajaba un índice de asistencia muy similar, si no mayor, incluso al de ese día inaugural.

Paso a paso se reafirma, en fin, la atracción del vecindario por este evento que se ha convertido en un clásico del puente.

En buena medida gracias a la aportación de la cuarentena de actores y voluntarios que participan en el diseño, creación e interpretación de un sencillo montaje que se articula mediante un viaje en ‘zig-zag’ por las despendencias del propio Centro Municipal de Cultura, reestructurado mediante telones y elementos escenográficos que amplian el tramo por encima de los cien metros de longitud.

El de este año es un relato muy similar al narrado durante las tres ediciones precedentes. Pero con mejor acabado lumínico y vestuario mucho más compacto y homogéneo.

El público se adentró, en ese escenario en curso dentro de un universo caracterizado por la estética religiosa más macabra y terrorífica, asomándose para ello a títulos cinematográficos inevitables que hablan de brujería, posesiones diabólicas, torturas hasta la extenuación, asesinatos en serie y situaciones imprevisibles, que no aterradoras.

No porque el pasaje que han ideado los miembros del Centro Juvenil, y que puede ser visitado por última vez hoy, ya sin personajes ni acción, pero sí con la muestra de todo el trabajo desarrollado a lo largo de las últimas semanas por los responsables de su organización, y el resultado final de esa ingente labor.

Verán que el itinerario arranca con un altar sacrílego levantado para la ejecución de ritos satánicos, y atravesarán por un pasillo que dominaba el protagonista de la película ‘Viernes 13’, la habitación en la que ocuparon de forma provisional los protagonistas de ‘El exorcista’, una versión sanguinaria del viñedo donde asienta sus reales un espantapájaros que cobra vida y amenaza a quienes la visitan con sus hoces, el refertorio conventual de una abadía habitada por monjas que practican canibalismo, la cripta donde su superiora tortura hasta la muerte que deja su inevitable y esquelético sello, un corredor donde se adivina la presencia maléfica de manos que acaban manifestándose desde lo alto y una biblioteca cargada de misterios que los visitantes deben desvelar para llegar a la conclusión de que el miedo es un juego.

En el caso del pasaje jarrero, un juego que sigue creciendo bien.

Fotos

Vídeos