Las empresas solicitan del Consistorio jarrero impulsos a comercio y turismo

Cruce de La Zaballa, donde se proyectaba la creación de un nuevo sector industrial municipal, aparcado por el momento desde la Corporación jarrera./ R. SOLANO
Cruce de La Zaballa, donde se proyectaba la creación de un nuevo sector industrial municipal, aparcado por el momento desde la Corporación jarrera. / R. SOLANO

La FER canaliza, ante la Administración local, la inquietud de sus socios que demandan mejores accesos desde los polos de atracción periféricos al centro urbano de Haro

Roberto Rivera
ROBERTO RIVERA

El resumen del encuentro que la cúpula de la Federación de Empresarios de La Rioja (FER) mantuvo con los socios de Haro y la comarca jarrera deja clara la enorme brecha que existe, a día de hoy, entre éstos y la Administración local. Es la evidencia que deja al descubierto el desarrollo de una cita convocada por la patronal para «intercambiar opiniones e inquietudes y estar más cerca de la actividad económica y empresarial de Haro y su comarca», y en la que quedó patente la enorme brecha que se ha abierto entre el discurso defendido por el gobierno tripartito y las preocupaciones que permanecían latentes, hasta ahora, entre el empresariado jarrero y han acabado aireándose, finalmente.

Basta con echar un vistazo a las consideraciones que se resumen en el balance realizado por la patronal, al cierre del encuentro mantenido en Haro por el presidente de la FER, Jaime García-Calzada, en presencia de su secretario general, Eduardo Fernández, y el secretario de coordinación de asociaciones, Miguel Ángel Librada, con varios secretarios de asociaciones sectoriales y representantes de una veintena de empresas asentadas en todos los sectores.

Su discurso se distancia enormemente de los planteamientos defendidos hasta ahora por el Consistorio jarrero. Y lo hace, además, en varios frentes, según revela el resumen que la FER hace de la sesión.

En términos globales, el empresariado de la capital riojalteña, y por extensión el del conjunto de la Comunidad que lo respalda, advierte sobre la necesidad de «dar un nuevo impulso al Consejo Municipal de Comercio y Turismo», que se ha mantenido prácticamente inactivo a lo largo de la presente legislatura, a pesar de ser considerado por los empresarios «un instrumento fundamental para potenciar el sector comercial de la ciudad».

En manos de la Corporación local que no ha convocado reuniones en este tiempo, los presentes coincidían en que «su impulso es necesario para diseñar un plan de comercio local y del sector hostelero que fortalezca este tipo de negocios».

Aunque esa demanda, que fue trasladada personalmente a Laura Rivado cuando la alcaldesa de Haro hizo aparición en la sala, no deja de ser en realidad sino un capítulo más de una reclamación mucho más amplia que exige del Consistorio «la puesta en marcha de un plan de revitalización del centro histórico de la ciudad», al entender que se trata de «una inversión muy necesaria para generar actividad económica y empleo en esta zona».

Centrados precisamente en el ámbito del turismo, que volvió a convertirse en uno de los apartados más profundamente analizados por los presentes, dado el enorme peso específico que adquiere en el entramado económico de Haro, los empresarios hicieron explícita su apuesta «por mejorar los accesos y pasos peatonales desde los polos de atracción periféricos (Barrio de las Bodegas)» hacia el casco histórico del municipio «para atraer turistas hacia el centro, aumentándose así el flujo de movilidad».

Falta de suelo industrial

En ese contexto se planteaba una necesidad que consideran urgente: la de mejorar la señalización turística en todo el entramado urbano.

Se echa «de menos», por lo demás, medios de transporte para desplazar a los visitantes desde la capital riojalteña hacia otros puntos de la geografía riojalteña «y viceversa, favoreciendo así la movilidad dentro de la comarca». Y se solicitó, por ello, del Ayuntamiento de Haro «que lidere un acuerdo intermunicipal que haga posible este tránsito entre municipios. Los empresarios», advertían en las conclusiones que resumen el contenido del encuentro mantenido en el Hotel Luz, «son conscientes de que la comarca en su conjunto perderá atractivo y posibilidades de desarrollo turístico sin medios de transporte adecuados».

Con todo, es a la hora de valorar los planteamientos que defienden la Administración municipal y la patronal sobre la proyección de futuro donde las diferencias de criterio parecen mucho más distanciadas y casi insalvables.

Frente al bloqueo que sufre el proyecto del Parque Empresarial de La Zaballa, las empresas analizaron «la carencia de suelo industrial suficiente para realizar inversiones, tanto para la ampliación de nuevas instalaciones como para el desarrollo de nuevos proyectos industriales», y en consecuencia demandaron de la alcaldesa «la agilización de todos los trámites y procedimientos administrativos para no paralizar la actividad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos