La crecida del caudal del río Ebro inunda el soto

Vista general del soto, inundado por el caudal del Ebro. / JOSÉ GALLO
Vista general del soto, inundado por el caudal del Ebro. / JOSÉ GALLO

E. C.

La crecida del Ebro, provocada por las constantes precipitaciones caídas sobre la cabecera del río, se deja ver en la localidad jarrera donde ya ha inundado buena parte del soto que se muestra al Paseo del Pardo y La Atalaya, sin que hasta el momento se han producido mayores compleicaciones. Los agentes de la Jefatura de Policía Local se mantienen vigilantes por si hubiera algún aviso de 'pico de crecida' en la zona y han aconsejado a los agricultores con explotaciones próximas a la cuenca que se mantengan alerta. El cuerpo de seguridad advierte que «el deshielo podría hacer que el caudal aumentara aún más a su paso por Haro». Y recuerda que, en ocasiones precedentes, «las crecidas han afectado a los terrenos agrícolas, con edificaciones, que se encuentran próximos a los cauces».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos