El Concejo reconoce «fuera de ordenación» al edificio del Mercado para denegar una ayuda

l fondo, y a la derecha, se levanta el edificio de Sánchez del Río «fuera de ordenación»./R. Solano
l fondo, y a la derecha, se levanta el edificio de Sánchez del Río «fuera de ordenación». / R. Solano

Un vecino se acogía al plan de subvenciones a la rehabilitación para renovar unas ventanas; el Concejo invertirá en él unos 900.000 de euros

ROBERTO RIVERA

El estudio que la comisión de Obras del Consistorio jarrero hará hoy mismo de las solicitudes que optan a la concesión de ayudas a la rehabilitación de los edificios localizados dentro del Casco Antiguo presenta, dentro de un reducido listado en el que aparecen doce expedientes, un caso especialmente singular. Y sin duda alguna llamativo por todo lo que implica, tanto en el fondo como en la forma.

Se trata de la petición cursada, ante la Administración local, por el propietario de una vivienda del edificio Sánchez del Río 11 que, según ha podido saber este medio, pretendía renovar sus ventanas y trataba de acogerse, para ello, a la ordenanza que regula la concesión de este tipo de subvenciones.

No podrá hacerlo, de ratificarse esta misma tarde el informe elevado a la cúpula del Concejo por los técnicos municipales que proponen la denegación de la ayuda en cuestión recordando que se trata de un «edificio fuera de ordenación» y aludiendo, más concretamente, a la redacción del «artículo 3.e» para justificar tal decisión.

Éste, recogía el anuncio publicado en las páginas del Boletín Oficial de La Rioja (BOR) el pasado mes de junio, viene a enumerar los requisitos que se exigen de los interesados. Y deja claro que uno de ellos es «no encontrarse sujeto a limitaciones que impidan el uso previsto, ni estar calificados fuera de ordenación, total o parcialmente. Con relación a este punto», matiza a renglón seguido la ordenanza aprobada y aplicada por el Ayuntamiento de Haro, «se podrá optar a las ayudas económicas municipales siempre y cuando las obras que se ejecuten subsanen las alteraciones existentes que justifican su calificación de inadecuada (sic)».

Curioso, por ello, que se deniegue una ayuda económica que podría cifrarse en no más de 1.200 euros, remarcando la condición del inmueble que, con siete alturas y entreplanta en un entorno dominado por manzanas de dos, se sitúa consecuentemente «fuera de ordenación» porque el edificio en cuestión es, en concreto, el que se construyó sobre los terrenos de la antigua Plaza de Abastos y albergó durante décadas la Plaza de Abastos. El mismo, en fin, en el que la Corporación riojalteña pretende invertir cerca de 800.000 euros, al menos, en obra civil.

La adjudicación de las obras que proyectan la creación de un centro multiusos o cívico en el sótano y la entreplanta del edificio se formalizó, semanas atrás, por 786.000 euros y con la empresa Construcciones Hermanos Riesgo que dispondrá de catorce meses de plazo para la ejecución de unos trabajos que serán financiados con cargo al presente ejercicio económico, en el que se consignaron 200.000 euros con tal destino, y el siguiente, que reservará para ese mismo fin en el ejercicio 2018 otros 730.000 más.

Que se descarte la concesión de una pequeña ayuda, al considerar que se pretende actuar sobre un edificio que está condenado a desaparecer de la trama urbana de la ciudad, cuando se acomete una inversión de semejante calibre reabre, una vez más, el debate sobre la conveniencia de la intervención prevista y sujeta, además, a la necesaria adecuación de los accesos a su interior para eliminar las barreras arquitectónicas que presenta.

Peticiones rechazadas

De acuerdo con la información facilitada a este medio, la petición tramitada por el vecino del número 11 de la Calle Sánchez del Río es una de las tres solicitudes que podrían ser finalmente denegadas por el Consistorio local, según se informará a los miembros de la comisión informativa de Obras y Urbanismo durante la sesión ordinaria convocada para hoy.

La segunda fue formulada por la comunidad de vecinos del número 18 de la Calle Arrabal que pretendía obtener financiación para la renovación de su cubierta y alero, una actuación que los técnicos consideran «ya realizada», y la tercera corresponde a la comunidad de propietarios del número 5 de la Calle Prim, decididos a acometer el refuerzo estructural de su inmueble, al advertir que no se ha presentado el proyecto de obra que se exige en estos casos.

El resto de los expedientes tramitados en tiempo y forma en el registro del Ayuntamiento, nueve en total, han sido inicialmente aceptados y, de ratificarse en el órgano consultivo y en junta de gobierno la propuesta que ha sido elevada por los técnicos, podrían ser bonificados con cuantías que van desde los 1.300 hasta los 5.600 euros.

Se trata de intervenciones que, siempre de acuerdo con la información facilitada a este medio desde la Administración local, se llevarían a cabo en las calles Conde de Haro, Eras de Motulleri, Linares Rivas, Arrabal, Prim, Siervas de Jesús y, en varios de los casos, Virgen de la Vega.

La suma total de las subvenciones que se prevé adjudicar para la ejecución de obras que contemplan la renovación de fachadas, la reparación de cubiertas, la consolidación de estructuras y servicios, la reparación de daños detectados en escaleras y portales, podría superar los 28.700 euros.

Se dobla de esa manera la partida inicialmente prevista para ello cuando se aprobó en marzo la primera modificación de la ordenanza. El noviembre se optó por ampliarla a un máximo de 30.000.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos