La Cofradía de San Felices convoca el certamen literario sobre el anacoreta

Danzantes de San Vicente actúan el día de San Felices ante la imagen del patrón de Haro./ R. SOLANO
Danzantes de San Vicente actúan el día de San Felices ante la imagen del patrón de Haro. / R. SOLANO

Las bases establecen varias categorías, en función del nivel de estudios y edad de los participantes en esta decimotercera edición

EL CORREO

La Cofradía de San Felices convoca, un año más, el Concurso de Cuentos y Relatos San Felices de Bilibio, certamen literario abierto a la participación de todas aquellas personas que lo deseen, encuadrándose en cada una de las categorías que se establecen en las bases.

En la de Primaria se abre la puerta a los escolares de primer y segundo curso de ese nivel educativo, por una parte; a los de tercero y cuarto, por otra; y en última instancia, a los de quinto y sexto en una sección diferenciada.

En el apartado de Educación Secundaria se definen, igualmente, varios apartados. Uno reservado para los alumnos matriculados en primero y segundo curso, y otro para quienes cursan tercero y cuarto, fijando otro más para los estudiantes de Enseñanzas Medias que cursan Bachillerato, ciclos formativos o Formación Profesional.

El resto de los interesados, todos ellos con más de dieciocho años de edad, se encuadrarán en la categoría de adultos.

La entidad religiosa deja claro que los relatos deberán redactarse en castellano, que en las categorías de Primaria podrán estar escritos a mano y que en las demás se exige hacerlo en ordenador e imprimirlos en carácter Arial 12, con separación de 1,5 entre líneas y en papel de tamaño DIN A4, no debiendo exceder en ninguno de los casos los cuatro folios, en los que sólo se podrá escribir por una cara.

Se mantiene, por lo demás, el mismo lema de las doce ediciones precedentes. Sigue siendo ‘Historia, relatos y leyendas de San Felices de Bilibio’. Y se limita a una sola el cupo de obras que podrán ser presentadas a concurso por los participantes «en sobre cerrado, de tamaño B4».

Deberá estar firmada mediante pseudónimo, detallando en el exterior del sobre el título del trabajo, la identidad ficticia bajo la cual se esconde el autor y la categoría en la que se participa.

En un segundo sobre, de menor tamaño, se indicarán los mismos datos que en el sobre grande, incluyendo en su interior el título de la obra, el pseudónimo, la categoría a la que se concurre y, además, el nombre y apellidos del autor, el número de teléfono donde se puede localizarle, su dirección de correo electrónico y, sólo en el caso de los estudiantes, el curso, grupo y centro docente al que pertenece.

Una vez cerrado, éste deberá introducirse junto al texto de la obra, en el sobre grande.

El plazo concedido para la presentación, y consecuentemente admisión, de los relatos concluye el 21 de marzo. La gala en la que se procederá a la entrega de los premios está prevista, inicialmente, para el 21 de abril. Se celebrará ese día, a las siete de la tarde, en la Casa del Santo.

El jurado que se encargará de evaluar los trabajos presentados al certamen literario estará compuesto, garantiza la institución religiosa, por «personas competentes designadas por la junta de gobierno de la Cofradía de San Felices» que tendrán en cuenta, entre otros criterios, la «presentación, extensión, caligrafía, ortografía, creatividad, recursos expresivos, plasticidad, vinculación con el lema del certamen y tratamiento de valores éticos, sociales, espirituales y medioambientales», detalla en el anuncio de la convocatoria.

Su fallo determinará, pues, los destinatarios de los previos que se contemplan en las bases.

En cada una de las categorías que agrupan a los estudiantes, se entregará a los mejores clasificados una ‘tablet’, a los segundos clasificados un reloj (o un disco duro en el caso de los alumnos de Enseñanzas Medias) y a los terceros un vale de compra de material escolar.

Se mantiene, eso sí, la tradición de premiar al ganador absoluto del concurso de narración con un lote de vino equivalente al peso del autor de la obra elegida por el tribunal, mientras que el segundo recibirá una acuarela realizada por el pintor José Uríszar y el tercero un viaje en globo aerostático, de la mano de los pilotos de Globos Arcoiris, aún cuando «la Cofradía se reserva el derecho de cambiar cualquier premio por otro de valor equivalente».

Dos apuntes más de especial interés. A todos los premiados se les entregará el libro ‘Felices, el Anacoreta’, una estatuilla del patrón (oro, plata y bronce) y un diploma acreditativo. Y el centro escolar con mayor número de participantes recibirá un galardón especial.

El plazo de entrega de los trabajos ya está abierto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos