Los centros de San Felices y la Vega se ponen a punto para la vuelta al cole

El director general de Educación, Miguel Ángel Fernández, atiende las explicaciones del personal de uno de los colegios que visitó ayer.
El director general de Educación, Miguel Ángel Fernández, atiende las explicaciones del personal de uno de los colegios que visitó ayer. / A. H.

El Gobierno regional aporta 50.000 euros para mejorar la red eléctrica del primero de ellos, que la alcaldesa ha calificado «de riesgo»

DANIEL ORTIZ

Los colegios San Felices de Bilibio y Nuestra Señora de la Vega presentan este curso un aspecto más renovado y seguro que el anterior. No en vano, el Gobierno de La Rioja y el Ayuntamiento de Haro han destinado en torno a 70.000 euros a la puesta a punto de ambos centros de cara al nuevo curso escolar.

Ha sido el Ejecutivo autonómico el que ha corrido con el mayor peso de la financiación, aportando 50.000 euros para renovar el sistema eléctrico del San Felices, ya deteriorado por el paso de los años. De hecho, durante la visita que realizó ayer el director general de Educación, Miguel Ángel Fernández junto a representantes de la Corporación local, la alcaldesa no dudó en reconocer que la «situación era de riesgo» para los alumnos y el personal del colegio, ya que hasta la reforma «los cables se ubicaban por encima de las fachadas y del patio».

Es por ello que se ha instalado un nuevo cuadro eléctrico más acorde al consumo energético de los tiempos que corren, además de instalar una docena de puntos de conexión inalámbrica a internet. Asimismo, el Consistorio jarrero ha destinado 11.984 euros con cargo al Presupuesto del presente ejercicio a renovar la imagen de este mismo colegio mediante las labores de pintura en sus instalaciones.

Tras pasar revista en este centro, las autoridades concluyeron su visita en el colegio Nuestra Señora de la Vega, en el que se han pintado algunas de las paredes a cuenta (8.814 euros) del Ayuntamiento. En este caso, la reforma ha resultado insuficiente, al menos, para la dirección de La Vega, que no dudó en plantear al director general de Educación y a Laura Rivado que queda mucho por hacer en el colegio.

Sin ir más lejos, la directora de la escuela enumeró tareas pendientes como la reparación de varias persianas rotas, la necesidad de pintar las aulas restantes del centro y la presencia de termitas en sus instalaciones.

Frutas y hortalizas

En otro orden de asuntos relacionados con el curso escolar, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha puesto en marcha las ayudas destinadas a la distribución de frutas y hortalizas en los centros escolares de la comunidad autónoma durante el próximo curso: el 2018/19.

Para esta nueva convocatoria se ha reservado un presupuesto de 300.000 euros y las empresas interesadas en participar tienen de plazo hasta este mismo viernes para presentar su solicitud.

Este plan pretende además, contribuir a la mejora de los hábitos saludables y prevenir la obesidad y otras enfermedades asociadas.

La orden de bases establece que la distribución de frutas y hortalizas llegará a un mínimo de 12.000 escolares de 1º a 4º de Primaria, con una previsión de que se acojan al programa unos 90 centros riojanos. A los alumnos se les repartirá una pieza/ración de fruta y hortaliza tres veces por semana, a lo largo de 27 semanas como mínimo.

Fotos

Vídeos