Cambios en el mapa circulatorio de Haro: abren el Arrabal y la Paz, y cierra la Vega

Un vehículo circula desde la Calle de la Vega hacia Avenida Bretón, al haber sido cortada ya al tráfico Castañares de Rioja./ R. SOLANO
Un vehículo circula desde la Calle de la Vega hacia Avenida Bretón, al haber sido cortada ya al tráfico Castañares de Rioja. / R. SOLANO

Estas alteraciones tienen carácter provisional y responden a la ejecución de obras en el centro de la ciudad y en el futuro Centro Joven María Díaz

Roberto Rivera
ROBERTO RIVERA

El mapa circulatorio de Haro experimenta en las últimas horas modificaciones de carácter provisional como consecuencia de la gestión y desarrollo de las obras, la mayor parte de ellas públicas, que se ejecutan actualmente en el casco urbano de la capital riojalteña.

En algunos casos para satisfacción de los conductores porque suponen un respiro para el tráfico interno; en otros con ruego de paciencia porque se suponen de larga duración, deja entrever el dispositivo establecido en algunos casos.

El más llamativo, y el que se supone que tendrá mayor impacto, es el que impone la rehabilitación del edificio que albergará el futuro centro Joven María Díaz, al entrar en una fase avanzada, diez meses después del inicio de las obras.

Las calles de la Vega y Castañares de Rioja, y en menor medida la Avenida Bretón de los Herreros, son las arterias directamente afectadas en este caso porque la empresa constructora, Vías y Construcciones, necesita hacer uso de la calzada para hacer acopio de materiales y disponer de plataforma de estacionamiento para las hormigoneras que proyectarán su contenido para la creación de la estructura de sus diferentes plantas.

La medida pactada con la cúpula de la Jefatura de Policía contempla, en concreto, el cierre del tramo de la Calle Castañares de Rioja que media entre las confluencias con Vega y Bretón, por un lado, y Avenida de La Rioja, por otro. En éste, con vallado ligero y móvil donde se informa a los residentes que pueden acceder al interior del garaje que existe en ese tramo, y al resto de los conductores que pueden hacer uso de las plazas de estacionamiento en 'zona azul', sin posibilidad en todo caso de poder salir hacia Bretón, donde se colocó durante la mañana de ayer vallado estable.

Así permanecerá, confirmaron a este medio fuentes policiales, hasta el día 22 de junio, en el peor de los casos. El hecho de que ese día sea viernes y a la jornada siguiente comiencen las fiestas patronales de la Batalla del Vino con la noche de San Juan es el motivo por el que se ha establecido un periodo máximo para la ocupación del suelo público, con el impacto directo, e inevitable, que comenzó a tener ayer sobre la circulación en la zona.

Quienes se dirigen por la Vega en dirección a la Plaza de Castañares tendrán la posibilidad de desviarse en Alemania, si quieren acceder a La Ventilla o Avenida de La Rioja, o avanzar por Bretón para enlazar, por la Travesía de Castilla, hacia las avenidas Ingenieros del MOPU y Santo Domingo, dirando a la izquierda en la rotonda del Racimo de Uva.

En el entorno de la Plaza de la Paz, y a pesar del enorme retraso que sigue acumulando su reurbanización, buenas noticias.

Concluyeron las labores de adoquinado en su encuentro con la Calle Arrabal y, consecuentemente, ésta se abre definitivamente al tráfico, dando salida al flujo que llega desde la Plaza de la Cruz. Y como consecuencia de ello ya no hay inconveniente para que puede transitarse sin problema alguno por la Calle Navarra que se convierte, defintivamente, en arteria de único sentido, de subida a la plaza mayor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos