Bruselas da luz verde a la ampliación del corredor del Atlántico

Un tren Alvia inicia su marcha desde la estación de Haro, en dirección hacia la capital riojana./ R. SOLANO
Un tren Alvia inicia su marcha desde la estación de Haro, en dirección hacia la capital riojana. / R. SOLANO

Entre los itinerarios que se beneficiarían de la financiación europea se encuentra el de Zaragoza y Logroño-Pamplona que cuestiona la Rioja Alta

EL CORREO

La Comisión Europea, informaba ayer la Delegación del Gobierno en La Rioja, incluirá en su propuesta de revisión del Mecanismo Conectar Europa (CEF) la ampliación de los corredores Atlántico y Mediterráneo que solicitaba el Ministerio de Fomento y que, de acuerdo con la propuesta planteada por el Estado allá en el mes de diciembre, afectaría de forma directa al conjunto de la Rioja Alta, en opinión de los agentes de la comarca jarrera de forma totalmente negativa para el paisaje y la economía agraria de la zona.

La revisión fue abordada en el transcurso de la negociación del próximo marco financiero plurianual 2021-2027, y propone que se destinen 30.600 millones de euros para financiar las redes transeuropeas de transporte (Reglamento CEF), «priorizando, al igual que en el periodo actual, los corredores europeos. Adicionalmente, el reglamento propone itinerarios de financiación prioritaria en ciertas líneas como la conducción autónoma, e incluye el corredor Cantábrico viario completo entre ellos», detalla el comunicado remitido a los medios por el Ejecutivo central.

Exceptuando los 11.300 millones destinados a países de cohesión, España podrá optar, en concreto, a recibir parte de este presupuesto para el desarrollo de una red transeuropea de transporte «eficiente, sostenible, conectada, inclusiva y segura». Y la propuesta española, diseñada y defendida por el Ministerio de Fomento, fue remitida en el mes de diciembre e incluía, ya por entonces, toda la extensión de los corredores Atlántico y Mediterráneo que se incorporan de esa manera al nuevo Reglamento.

«Se inicia ahora el trámite de aprobación por parte del Parlamento Europeo y el Consejo, en aras a su entrada en vigor en 2021». Y en ese documento se hace referencia, de forma explícita, a los itinerarios Coruña-Vigo-Orense-León; Gijón-León-Venta de Baños; Huelva-Sevilla; Zaragoza-Pamplona/Logroño (conexión corredor); vía fluvial del Guadalquivir; y conexiones marítimas de los corredores con Canarias y Baleares.

«Con la pertenencia a los corredores», advierte en todo caso el comunicado de la Delegación del Estado, «se mejora la conectividad, visibilidad y oportunidades de cofinanciación de estas infraestructuras pero no se garantiza la obtención de fondos europeos para las mismas, pues la necesidad financiera estimada para el desarrollo completo de la red es mayor que el presupuesto disponible».

De acuerdo con la definición realizada por la Administración central, los corredores europeos multimodales de la red básica establecidos en el Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo, conocido como Reglamento CEF, «constituyen las arterias principales de la Red Transeuropea de Transporte (TEN-T) dentro de la Unión Europea». Y en ellos se concentran los principales flujos de mercancías y personas del Contienente, dando así servicio a la mayor parte de su población y sus empresas.

Por España discurren dos de los nueve corredores definidos, los del Atlántico y el Mediterráneo, que cruzan por diez de sus diecisiete comunidades autónomas: Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana, Cataluña, Extremadura, Castilla-La Mancha, Madrid, Aragón, Castilla-León y País Vasco.

Aunque, siempre de acuerdo con el plantemiento formulado por el Estado, «mediante esta ampliación se verán beneficiadas las comunidades autónomas de Navarra, Rioja, Cantabria, Asturias y Galicia, Canarias y Baleares, con 8,5 millones de habitantes (en 2016) y un producto interior bruto de 188.916 millones de euros, lo que representa el 18,28% de población que genera casi el 17% del PIB total de España».

En el actual periodo financiero 2014-2020 los fondos CEF para transportes han sido principalmente destinadas a los corredores de la red básica. Así, el 85% de los fondos a España lo han sido a actuaciones en los corredores Atlántico y Mediterráneo, bien en infraestructuras o bien en instalaciones sobre los mismos como el ERTMS o el despliegue de infraestructura de suministro de combustibles alternativos, apunta en última instancia el comunicado remitido a los medios por el Ministerio de Fomento.

Los movimientos que cuestionan la incidencia que acabaría teniendo la creación de una nueva línea ferroviaria de alta velocidad en el conjunto de la comarca de Haro y la Rioja Alta, fundamentalmente sobre el paisaje de viñedo que se considera, además de patrimonio histórico un espacio altamente productivo para su población, siguen exigiendo una revión del proyecto defendido por el Ministerio de Fomento, renunciando a los cuatro trazados propuestos por su anterior titular, Íñigo De la Serna, y la mejora de la línea actual que discurre junto a la ribera del río Ebro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos