La Banda de Música se defiende con un comunicado de las acusaciones del Concejo

La Banda de Música se defiende con un comunicado de las acusaciones del Concejo

Su asamblea reitera que jamás le ha negado ninguna documentación al Concejo, que no ingresa sus mensualidades desde el mes de mayo

DANIEL ORTIZ

La asamblea de la Asociación Banda de Música de Haro respondió ayer con un comunicado al «menosprecio» que sufre desde hace meses por parte del equipo de Gobierno, que se resume –atendiendo a su versión– en una ausencia total de comunicación que ha hecho que los músicos tengan conocimiento de las recientes multas impuestas «por la prensa antes que por el Ayuntamiento».

La cuantía de esas sanciones, argumentadas por presuntas faltas de asistencia de sus componentes a los ensayos, ascienden a casi dos mil euros: una multa de 1.350 euros y otra de 620. Además de ellas, y según ha podido conocer este medio a través de fuentes municipales, en breves fechas aflorará otra sanción de 1.350 por otra falta leve y la asociación avanza en su comunicado emitido ayer que «estamos a expensas de otras sanciones que ampliarán la cuantía a más de 10.000 euros».

El escrito remitido por la Asociación Banda de Música de Haro tiene como fin desmontar todas las afirmaciones realizadas hasta la fecha por parte de los representantes del equipo de Gobierno. Entre ellas, la Administración local llegó a afirmar que los responsables del colectivo no habían mantenido ningún contacto con la Corporación, pero el comunicado de la asamblea cita dos reuniones (una celebrada en la primera semana de junio y otra el 28 de agosto) celebradas –según ha podido saber EL CORREO– en uno de los salones de Cultura.

Esos encuentros se produjeron después de que la Asociación Banda de Música entregase en el Concejo «diferentes solicitudes para la formación de una comisión de seguimiento», que –atendiendo siempre al relato de la asamblea– no obtuvieron ningún tipo de respuesta por parte de la Administración local desde el pasado 5 de diciembre.

Los músicos lamentan que hasta que, finalmente, la primera cita pudo concretarse a principios de junio, «el Ayuntamiento convocó y desconvocó dos reuniones de un día para otro». Síntoma evidente de las tensiones entre el Concejo y la asociación es que «de esta reunión no poseemos el acta, que Javier Redondo nos comunicó que se estaba redactando y la cual hemos solicitado en varias ocasiones».

Problema de facturas

Tampoco tienen la del segundo cónclave, el pasado 28 de agosto, «a pesar de haberla solicitado», subraya la asamblea, insistiendo en que «estas reuniones eran de carácter oficial, puesto que se tomaron los datos de los asistentes y notas de lo que se decía». En relación a su contenido, desde la asociación asegura que el Concejo les informó de que «no habría sanciones» y de que «el problema de los pagos era solo con la emisión de las facturas».

Además de estas dos citas, los músicos defienden que se han producido otros encuentros «informales», en los que se abordaron asuntos como las obligaciones de la banda o la organización del ‘concierto de las velas’. «Estas obligaciones debían haber estado zanjadas a mediados de noviembre del pasado año, pero esta asociación no las recibió hasta la primera semana de marzo», detalla, subrayando que «en ningún momento los músicos nos negamos a realizar el concierto de las velas el 1 de septiembre», como se deslizó por parte del equipo de Gobierno.

Ahondando en este asunto, el comunicado de la asamblea especifica que «se dieron diferentes opciones para subsanar los verdaderos problemas», descritos por los músicos como «dos actuaciones que se habían quedado sin fijar en fecha, por lo que tampoco se preveían ensayos, y que el Ayuntamiento solo quería realizar un concierto en el mes de agosto», algo a lo que la asociación sorprende dado que «los conciertos de agosto son de los que más afluencia de público tienen».

La asociación lamenta, asimismo, que «hasta días antes del concierto de las velas los músicos no sabíamos si íbamos a realizarlo (...) y esperábamos que el Ayuntamiento nos lo solicitara como había hecho el año anterior».

Otra de las aclaraciones que el colectivo quiere recalcar con la emisión del comunicado publicado ayer es que «la Asociación Banda de Música de Haro no se ha negado a entregar ninguna documentación relativa a la plantilla, como dice el concejal Redondo». Para reforzar su argumento, los músicos detallan que comparten la información con el técnico municipal a través de una plataforma digital «que permite consultar las faltas de asistencia de manera inmediata».

Así, subrayan que «no entendemos por qué ahora nos acusan de no presentar la documentación, ya que lo único que hacemos es obviar el formato papel, puesto que se encuentra en formato digital y a su disposición en todo momento».

Atrasos desde mayo

Otro de los puntos que más irritación produce entre el colectivo de músicos es el económico. Tras recordar que Redondo se afana en repetir que la asociación recibe algo más de 20.000 euros anuales que debe justificar pero no lo hace, la asamblea subrayó ayer que «desde el 18 de septiembre esta Asociación lo está entregando por medio de registro en el Ayuntamiento».

De hecho, los músicos aprovecharon su escrito para revelar que el Concejo les debe cuatro mensualidades y que «tras poner numerosas trabas, la asociación recibió el último ingreso el 15 de septiembre, correspondiente al mes de mayo».

Fotos

Vídeos