La Banda de Haro desmiente haber tenido contacto con el Consistorio

La Banda de Haro desmiente haber tenido contacto con el Consistorio

La entidad confirma su disposición a negociar, aceptando la rebaja del contrato incluso, pero el Consistorio sólo le ha solicitado precio para la Cabalgata de Reyes

Roberto Rivera
ROBERTO RIVERA

Componentes de la Asociación Banda de Música de Haro, el colectivo que agrupa desde hace cuatro años a la totalidad de los músicos que siguen integrando la agrupación jarrera que presta este servicio desde hace siglo y medio en la ciudad, desmienten que el Ayuntamiento se haya puesto en contacto con ésta para iniciar la negociación de un nuevo marco de relación desde que expirara, allá a finales del mes de noviembre, el contrato que vinculaba a la entidad cultural con la Corporación local.

Niegan de esa manera veracidad a la información que, siempre de acuerdo con la versión ofrecida a este periódico por miembros del órgano consultivo, habría ofrecido Leopoldo García durante la última reunión de la comisión informativa de Cultura.

Porque hasta la fecha, se explicó a todos los miembros de la asociación, sólo se ha producido formalmente un contacto entre ambas partes y, lejos de sugerir desde el Concejo la elaboración de un calendario de reuniones que permita redactar un nuevo documento y resolver la situación, se limitaba a solicitar de los músicos, y por escrito, un presupuesto formal para conocer el coste económico que implicaría su participación en la comitiva de la Cabalgata de Reyes el 5 de enero.

Hasta la fecha, vinieron a confirmar las fuentes consultadas por este medio, nadie se ha puesto en contacto desde la Administración local con la asociación de la Banda porque, de acuerdo con los datos facilitados desde la cúpula interina al resto de sus compañeros, nadie se ha dirigido formalmente a la junta gestora que se considera, a todos los efectos, el interlocutor válido de la institución desde que se informara al Ayuntamiento de la disolución de la junta directiva y de la constitución de este órgano gestor, dos semanas después, a mediados del mes de junio y a través del registro municipal.

La petición, que ha sido trasladada a la totalidad de los músicos que forman parte de la asociación, fue realizada por correo electrónico y no hace referencia a ninguna otra cuestión. Es más, aseguran algunos de quienes la han recibido: ni siquiera lleva la firma de alguno de los concejales relacionados con esta delegación, directa o indirectamente, por lo que se supone que responde a cuestiones operativas al trabajarse ya, desde la Unidad de Cultura, en la organización del desfile.

Posición consensuada

Es un apunte que encajaría con la afirmacion realizada, en esa misma comisión informativa de Cultura, por el titular de Festejos cuando se le preguntó por la identidad de la banda de música que acompañaría a las carrozas de los Magos. «Queremos que sea la Banda de Haro. Y si no, no habrá Banda», apuntó en el encuentro Rubén Salazar, sostienen los ediles de la oposición.

En el seno de la agrupación musical sí parece haberse consensuado, no obstante, la actitud con la que afrontarían un hipotético encuentro con la Administración jarrera. La posición acordada entre sus miembros acepta, en concreto, la posibilidad de negociar absolutamente todos los términos que considere el Concejo, incluida la reducción del precio del contrato que es una de las opciones que se pusieron sobre la mesa al aceptar que hoy en día no disponen de suficientes miembros como para cubrir todas las ‘cuerdas’ (instrumentos) que se recogían en el anterior contrato, firmado cuando participaban de ensayos y conciertos jóvenes que estudian ahora fuera de la ciudad e históricos miembros de la banda ya fallecidos. El colectivo asegura que apuesta por el diálogo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos