Adelaida Alútiz renuncia a la gerencia y alivia la situación financiera de ACCIRA

Adelaida Alútiz, segunda por la derecha, junto a miembros de la junta de ACCIRA y su presidenta actual, Susana Sanz./ R. SOLANO
Adelaida Alútiz, segunda por la derecha, junto a miembros de la junta de ACCIRA y su presidenta actual, Susana Sanz. / R. SOLANO

La coordinadora de las actuaciones y gestiones que han sido impulsadas por el colectivo comercial de Haro durante los diez últimos años se despidió ayer ante su asamblea

Roberto Rivera
ROBERTO RIVERA

Adelaida Alútiz pasa página y pone punto final a su etapa como gerente de la Asociación del Comercio de Haro (ACCIRA), cargo que ha venido ocupando durante los diez últimos años. Sucedió el 1 de marzo de 2008 a Daniel Blanquer y anunció que abandona la coordinación y gestión de todas las actuaciones y trabajos que desarrolla año tras año el colectivo comercial jarrero durante la asamblea general extraordinaria celebrada en la tarde ayer y en el salón de actos del Palacio de Paternina, confirmaron fuentes de la entidad a este medio.

Se trata, explicaron éstas al cierre del encuentro, de una decisión que la hasta ayer responsable del ‘trabajo de campo’ aseguraba adoptar «por responsabilidad y coherencia», por implicación con la entidad a la que ha prestado sus servicios durante todo este tiempo y para aliviar la situación financiera en que se encuentra el colectivo empresarial.

La progresiva merma que han venido experimentando las aportaciones económicas realizadas por las administraciones públicas al fondo de la agrupación, y la evidencia de que el suyo era el gasto más elevado de cuantos afrontaba ésta ejercicio tras ejercicio, fueron los argumentos puestos sobre la mesa por la propia Alútiz para renunciar de forma irrevocable al puesto, que puso, consecuentemente, en manos de la junta directiva presidida por Susana Sanz.

Al parecer, su desvinculación contractual con ACCIRA se produjo, en términos efectivos, a principios de año, aunque su comunicación se ha retrasado en el tiempo por el interés de la ya ex gerente en poder hacerlo personalmente, y de forma presencial, ante los titulares de todos los comercios asociados, con los que ha venido trabajando a lo largo de este tiempo.

Con su marcha se cierra una de las etapas más dinámicas del comercio local que, de su mano y tras superar las dudas que llegaron a plantearse sobre la superviviencia de la entidad desde finales del siglo XX hasta principios del XXI, impulsó a lo largo del año una treintena de actividades y campañas de promoción.

Elegida en un proceso de selección al que concurrieron medio centenar de aspirantes, Adelaida Alútiz se encontró con algunas de las iniciativas más populares de cuantas se celebran en Haro ya en marcha. Es el caso de la Semana del Pincho, el sorteo del vale de compra de 3.000 euros o la Semana del Vino de Haro que se vincula con la corta etapa de Blanquer en la gerencia de la Asociación del Comercio (apenas estuvo en el cargo nueve meses).

Aportaciones a la entidad

Pero de su mano, y bajo la presidencia de Isabel Hernáez, Ana De la Fuente y, en última instancia, Susana Sanz, se encargó de promover otras que han servido para consolidar el calendario de una entidad que acabó agrupando, también durante la etapa de su predecesor, no sólo al comercio tradicional sino al gremio de la hostelería y la restauración que había quedado huérfano tras la desaparición de la Asociación Santa Marta.

Con Alútiz se llevaron a cabo actuaciones puntuales, como la organización de la gala de selección de Miss y Míster Rioja Alta en 2008, campañas contra la contaminación acústica, el refuerzo de la Semana del Vino con servicio de tapas en los bares que colaboraban en ella, el mantenimiento del alumbrado navideño como elemento de dinamización comercial, los fines de semana de cazuelitas y brochetas, talleres de pinchos para asociados, la oferta de ‘bonos de compra’, el ciclo ACCIRA Experiencias o la creación de la tarjeta de fidelización, con descuentos para los clientes de los establecimientos asociados.

Pero si hay una actividad que permanecerá ligada personalmente a la figura de la hasta ahora gerente de la asociación será, sin lugar a dudas, la Feria Stock que acabó convirtiéndose en uno de los principales atractivos que ofrecía la capital riojalteña a los visitantes durante el periodo de verano.

La vinculación de esta actividad con la Semana del Pincho y, finalmente, con la Semana del Vino de Haro que ha acabado reivindicando los blancos, rosados y cavas que se elabran o distribuyen en la ciudad jarrera, permitió que el flujo de personas que se acercaron en agosto de 2010 a los puestos instalados por la organización llegase a cifrarse en cerca de 40.000.

Ése es el bagaje que deja, ya oficialmente y de forma somera, Adelaida Alútiz en el historial de la Asociación del Comercio de Haro.

Temas

Haro, Vino

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos