El tren circulará por el nuevo puente sobre la N-634 a partir de septiembre

Las obras prosiguen en el área donde se ubicará la nueva estación que conectará directamente con el túnel que se aprecia al fondo./a. lasuen
Las obras prosiguen en el área donde se ubicará la nueva estación que conectará directamente con el túnel que se aprecia al fondo. / a. lasuen

Ermua también estrenará estación y túnel, lo que traerá mejoras en seguridad y en sistemas sonoro absorbentes, según los responsables de EuskoTren

AINHOA LASUENERMUA

En septiembre el ferrocarril pasará por el nuevo puente, desviando la circulación por la nueva vía para ejecutar las obras de la catenaria que atravesará el túnel. Los elementos de sustento de este nuevo puente provisional se han instalado en los últimos meses sobre la N-634.

Todos estos cambios provisionales serán necesarios para abordar la construcción de la nueva vía que dirigirá el tren hacia el túnel en línea recta. Ahora el trazado es más cerrado pero una vez se construya la vía definitiva el tren saldrá en línea recta desde la estación al túnel.

Las modificaciones provisionales obligarán a abordar nuevos trabajos nocturnos, así como un nuevo corte ferroviario durante el mes de septiembre.

A finales de este mes de agosto EuskoTren prevé también comenzar con los trabajos de excavación del túnel, aunque desde el lado del barrio de Eitzaga.

Durante los últimos meses desde la zona ermuarra del túnel se han podido apreciar los trabajos de asentamiento y seguridad del terreno y construcción de la entrada del túnel, de algo más de un kilómetro de longitud, por el que en un futuro transitará el tren en la villa.

Este mes se abordará la excavación desde el otro lado. Precisamente desde allí tendrán lugar las perforaciones más profundas que llegarán hasta la zona de Ermua, abriendo la entrada del municipio al final de la obra.

Esta obra no sólo permitirá mejorar las instalaciones y el tráfico ferroviario, ya que también se aplicarán mejoras en la seguridad del servicio ferroviario. Por ejemplo, en las reuniones previas con el vecindario EuskoTrenbide Sareak aclaró que «la de Ermua es la única estación que tiene una distancia de 80 centímetros entre el andén y el vagón por lo que hay gente que ha caido a las vías. Este problema se solucionará al crear una vía recta y se pasará de los 80 centímetros de distancia hasta los 20 milímetros».

Otra mejora que se destacó fue que «el vestíbulo estará a cota de calle desde Valdespina o desde la plaza de San Antonio». Para subir a la estación se contará en el interior con escaleras o ascensor.

Durante las obras desde Eusko Tren tratan de paliar cualquier problema de índole sonoro, ya que tratando de cumplir con lo que garantizaron al vecindario se realizan mediciones sistemáticas de ruidos.

Además recalcan en todo momento que «la preocupación por el ruido es un criterio de diseño fundamental en el futuro proyecto». Es por ello que la construcción de esta estación y el túnel cuentan con diferentes sistemas antiruidos.

Ruido menor

En el apartado de los sistemas definitivos se encuentran la cobertura de la estación y el panel fonoabsorbente del nuevo túnel, que permitirán que el ruido sea menor.

Por otra parte, se encuentra la construcción de nuevos muros frente a la Residencia, en los que se instalarán mecanismos que permitan, en caso de ser necesario o de que lo soliciten los vecino de esta zona, instalar paneles acústicos.

Además la vía actual sobre raíles se sustituirá por una vía en placa, que cuenta con sistemas antivibratorios muy potentes, según afirman los responsables de Eusko Trenbide Sareak.

Temas

Ermua

Fotos

Vídeos