La tómbola solidaria de Ermua recaudó 8.000 euros

Acto de entrega de la recaudación./
Acto de entrega de la recaudación.

Este dinero se entregó a los ermuarras que trabajan en proyectos solidarios por el mundo y a Cáritas para ayudar a familias de la villa

AINHOA LASUEN

Las responsables de la tómbola solidaria entregaron esta semana los 8.000 euros de recaudación de este año a los familiares de los y las ermuarras que trabajan en diferentes proyectos solidarios por todo el mundo.

Los ahorros de las anteriores campañas han permitido que todo el dinero recaudado fuera íntegramente a los proyectos solidarios apoyados por esta iniciativa. Hay que tener en cuenta que en anteriores ediciones se ha tenido que reservar parte de la recaudación para conseguir el material que permite elaborar los regalos que se reparten en su tómbola junto con los mínimos gastos que genera la actividad.

El pasado martes se entregaron los cheques a los familiares de las personas que gestionan los proyectos, para que se inviertan en las iniciativas de ayuda humanitaria y en el apoyo a Cáritas de Ermua, para ayudar a las familias que más lo necesitan en este momento en el municipio.

En esta ocasión la ayuda se ha repartido entre 4 proyectos gestionados por los ermuarras German Saenz de Zaitegi (Perú), Hortensia Perosanz ( Senegal), Niko Urreta (Chile) y Mireia Suárez (Colombia). Todos estos proyectos sirven para potenciar acciones educativas y sociosanitarias en las que trabajan los ermuarras.

Para ello, esta docena de voluntarias, grupo en el que este año ha habido una renovación, ha mantenido abierto su local del 12 de diciembre al 4 de enero, entregando boletos, a un euro, para repartir miles de regalos entre las personas agraciadas. Además entre los boletos que no obtenían regalos se ha sorteado un vestido de baserritara, que este año ha recaido en Olatz Espeso.

Además de estas voluntarias que regentan la tómbola durante estos días, las promotoras de la actividad cuentan con la ayuda de varias mujeres que colaboran con este fin humanitario elaborando artículos hechos a manos desde sus casas.

Agradecimiento

El éxito de su actividad depende de muchas personas, por eso las organizadoras ven necesario agradecer a todas las participantes y colaboradoras su ayuda. «Tenemos que agradecer a la propietaria del local donde instalamos la tómbola que nos lo ceda, porque se trata de un local céntrico y en muy buen estado que facilita mucho nuestra labor. También agradecemos a la propietaria de Marigorringo, donde nos reunimos todos los martes (de 17.00 a 20.00 horas) para elaborar los regalos, que nos deje utilizar su local. Las mujeres voluntarias que hacen todos los regalos son importantísimas y el comercio y las personas particulares que donan los regalos también son muy importantes, y desde luego es imprescindible la colaboración de todas las personas que han invertido su euro en la tómbola», concluyen.

Temas

Ermua

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos