«El taller de escritura ha sido un clic que ha puesto mi creatividad a volar»

Ainhoa Carmona con su libro, antes de comenzar la presentación de ayer en Portalea./Félix Morquecho
Ainhoa Carmona con su libro, antes de comenzar la presentación de ayer en Portalea. / Félix Morquecho
Ainhoa Carmona López - Autora de 'Polen del alma'

Portalea acogió la presentación de un libro de relatos publicado por una de las participantes en el taller de escritura creativa de Pagatxa

FÉLIX MORQUECHO

Son muchos los aficionados a la lectura que en algún momento se han planteado pasarse al otro lado. Escribir puede ser un ejercicio con multitud de beneficios, pero también ofrece un resultado abierto a que los demás den su interpretación y su crítica. Por eso dar ese paso no es sencillo, pero Ainhoa Carmona López (Eibar, 1974) no dejó que la timidez le frenase y se decidió a compilar sus relatos. El pasado jueves celebraba en la casa de cultura Portalea la presentación de 'Polen del alma', su primer libro, un trabajo que supone el resultado de todo un ejercicio de superación.

-¿Cómo surgió la idea de escribir un libro?

-Leer y escribir son dos aficiones que he tenido desde siempre, pero la escritura la tenía un poco aparcada. Entonces me encontré con un taller de escritura creativa que ponía en marcha la asociación Pagatxa y ahí empezamos a dar clases, a hacer escritos... Me di cuenta de que de una idea que nos proponía la profesora a mí se me ocurrían varias posibilidades. Las compañeras me han animado mucho, en casa también me han apoyado, lo mismo ha ocurrido con la coordinadora de las clases... Y aunque siempre tienes algo de miedo llegó un momento en el que me dije «¿por qué no?». Quería que la gente conociera lo que yo hacía y por eso me puse en contacto con la editorial Agalir.

-¿Cuánto tiempo de trabajo hay detrás de este libro?

-Unos dos años. Soy bastante creativa y una vez que empecé a escribir ha sido algo continuo.

-Es un libro que incluye distintos relatos, ¿verdad?

-Eso es, son relatos cortos para adultos. En ellos trato temas de actualidad como pueden ser el alcoholismo, el cambio de sexo o los malos tratos, pero intento darle un giro propio a cada uno, ofrecer otro punto de vista. Para eso utilizo metáforas en algunos casos. Por ejemplo trato de reflejar los sentimientos que surgen cuando no te atreves a pedir ayuda, y a través de una metáfora intento mostrar una superación, hacer ver que el cambio es posible desde uno mismo.

-¿Hay mucha ficción o son relatos pegados al día a día?

-Algunos se salen un poquito de la vida cotidiana, porque los hay que parten de algo que he soñado, y tirando de imaginación sale un relato. Sin embargo, aunque sean relatos de este tipo siempre hay un trasfondo que hace que se pueda aplicar a la realidad.

-¿Qué le aportó este taller de escritura en el que participa?

-La profesora nos ha dado herramientas, y hay unas pautas. Por ejemplo, si pretendemos que un relato sea objetivo sabemos que en ese caso tiene que ser así. Pero más que nada, el taller ha sido un clic que ha puesto mi creatividad a volar. Me he visto desbordada porque me doy cuenta de que antes no escribía así. Y a eso se suma el ánimo y el apoyo que me han dado las compañeras. Que todo esto salga como una fuente y se plasme en el papel es fruto de un proceso interior que he hecho yo. He trabajado mis emociones y lo noto.

-¿Escribir le produce bienestar?

-Sí, sí. Escribir es mi pasión.

-¿A qué tipo de lector se dirige?

-Yo creo que es algo abierto, son relatos que puede leer todo el mundo, no están pensados para un colectivo en concreto. A partir de ahí les puede gustar más o menos. Estoy muy agradecida a la gente cercana que ya ha leído el libro, y me estoy encontrando con personas que le han dado una buena acogida y que lo han disfrutado. No tengo más que agradecimientos porque estoy recibiendo mucho más de lo que imaginaba.

Temas

Eibar, Libro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos