El sector turístico pide «compromiso» a los consistorios para lograr su desarrollo

La asociación Ekingune organizó una mesa redonda que abordó laproblemática del impulso del turismo en la comarca. / FÉLIX MORQUECHO
La asociación Ekingune organizó una mesa redonda que abordó laproblemática del impulso del turismo en la comarca. / FÉLIX MORQUECHO

Consideran que la comarca cuenta con mucho potencial para atraer turistas que visitan las capitales

ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

Agentes turísticos de la comarca solicitaron a los ayuntamientos un mayor compromiso para el desarrollo de este sector al tiempo que pidieron también una mayor unión comarcal para que «Debabarrena sea un destino atractivo». En una mesa redonda, organizado por la asociación Ekingune, dinamizado por José María Oteo, doctor en Economía y Dirección de empresas, y máster en Gestión Avanzada por la Universidad de Deusto, se fueron desgranando las necesidades y cambios con los que cuenta nuestra comarca, al tiempo que se analizaron las oportunidades de empleo y emprendizaje que nos ofrece el turismo en la comarca.

También se habló de los nuevos modelos de negocio, las innovaciones, el apoyo institucional y la búsqueda de sinergias entre sectores para poder sacar partido a las oportunidades que llegan con la transformación del territorio, especialmente con el cambio de ciclo que estamos viviendo.

«Hablar bien de la comarca»

Entre los participantes, Iñaki Arin (Hotel Arbe, Mutriku), premio Turismo 2015 del Gobierno vasco en el apartado 'Impulso a la Innovación', solicitó «a los ayuntamientos un mayor compromiso para el desarrollo del sector». Arin expresaba que «cada municipio tiene aspectos muy importantes, playas, gastronomía y museos que requieren una coordinación». Por su parte, Aitziber Cortázar (Debabarrena Turismo), responsable del departamento de Turismo y Desarrollo Sostenible dijo que «nuestro objetivo es entender Debabarrena como destino turístico aprovechando la fuerza de atracción de Donostia que está a 30 minutos de distancia». Cortazar apuntó que «necesitamos embajadores que hablen bien de nuestra comarca. En cada uno de nosotros hay mucha capacidad de tracción. Tenemos muchas potencialidades en nuestra comarca para ser mostradas y visitadas».

En este sentido, la clave puede estar, apuntaban desde Debegesa, «en relacionar Deba y Mutriku con un turismo de playa; Elgoibar, con la cultura industrial; Mendaro con la producción chocolatera, Eibar con el Museo y el equipo de fútbol, y Ermua, con un turismo de negocios». Así, Leire Barriuso, gerente en Geoparque de la Costa Vasca, destacaba el apoyo de la administración en correr con los gastos de puesta en marcha de una embarcación que realiza travesías por el flysh de Zumaia-Deba-Mutriku. La gerente del Geoparque explicaba el impulso al empleo que había supuesto esta iniciativa para licenciados en Ciencias de la Tierra que trabajan como guías o en la realización de estudios geológicos. También, Barriuso, apuntó que «cada vez más prima lo local, los productos de kilómetro cero, hasta el punto que tenemos buenas barras de bares que no hacen necesario ir a Donostia a comer un pintxo».

José Manuel Rodríguez (restaurante Mendiola, Ermua), con varios premios conseguidos, aportó su visión gastronómica, destacando que «en este asunto la innovación es fundamental. De 40 clientes que puedes tener un día cualquiera, el día del pintxo-pote pasamos a 350-400 gracias al trabajo que hacemos en la preparación de los pintxos». Abogó Rodríguez por la unión comarcal «porque parece que para los de Eibar todo lo que se haga en Ermua está denostado».

También se contó con la presencia de Jon Arregi, encargado de Marketing & Comunicación de la Fundación de la SD Eibar, que contó la experiencia que había llevado el club de Ipurua de apertura de sus instalaciones, en un Tour Turístico, que da a conocer el estadio, «desde la zona de lavandería hasta el servicio de comidas por que tenemos a nuestro lado tres clubes de la dimensión de tres trasatlánticos que nos obligaban a hacer algo diferente, pero también innovador. Mostramos hasta nuestras salas de rehabilitación y los visitantes se cruzan incluso con algún entrenador o algún jugador, algo impensable en otros clubes». Arregi recordó que en base a un estudio realizado por Debegesa el impacto económico que produce el Eibar es de 3,5 millones de euros, «producto de las compras que realizan los visitantes a Eibar en el momento de celebración de los partidos». Entre el público, una componente de Ekingune señalaba que «Eibar tiene que mostrar el aspecto de ciudad amable al visitante, en donde cualquiera se puede encontrar, en la calle, con la gente llena de personas y especialmente un punto en el que cualquiera se puede divertir»

Temas

Eibar

Fotos

Vídeos