Los precios de la asistencia domiciliaria bajan en los días laborables de 22 a 15 euros la hora

El Ayuntamiento busca que la gente mayor permanezca en su propio hogar./FÉLIX MORQUECHO
El Ayuntamiento busca que la gente mayor permanezca en su propio hogar. / FÉLIX MORQUECHO

La Diputación seguirá asumiendo el 50 % del coste de este servicio que se ofrece en Eibar

A. E.

El Pleno del Ayuntamiento ha aprobado una drástica reducción del precio máximo por hora de asistencia domiciliaria a abonar por las personas usuarias. A partir de ahora, los beneficiarios del servicio podrán pagar 15 euros-hora máximo entre semana y 18 euros-hora máximo los sábados y fines de semana. Cabe recordar que apenas hace dos años, la tasa se situaba por encima de los 22 euros-hora entre semana. Esta reducción se va a extender a todo el territorio de Gipuzkoa.

En estos momentos se lleva a cabo un recorte paulatino desde la Diputación de Gipuzkoa en la aportación económica que venían realizando para financiar los Servicios de Ayuda a domicilio municipales. El recorte se justifica para poder hacer frente a la asunción competencial de todas las residencias municipales, como San Andrés de Eibar, un equipamiento que sigue siendo municipal y que los próximos años será asumido por la Diputación.

En la última sesión plenaria de Eibar, el alcalde Miguel de los Toyos apuntó que «aún bajándolo a 15 euros-hora es muy cara, pero lo que ocurre que los precios en el mercado son más bajos, con lo que generalmente este servicio es utilizado por familias con bajos recursos económicos que reciben ayudas para prestar esos servicios».

De momento, se ha conseguido que la Diputación siga aportando el 50% del coste de la asistencia domiciliaria, dentro de un proceso en el que el ente foral está asumiendo residencias, mientras que el Ayuntamiento corre con un 25%. «Aún bajando la tasa, el mercado ofrece precios más baratos. Nuestro precio es caro, e intentaremos potenciarlo. El Ayuntamiento, a nivel presupuestario, puede asumirlo». No obstante, EH Bildu constata que «nuestra percepción es que el PSE no cuida ni le da la importancia que merece al Servicio de Ayuda a Domicilio municipal. Además, se trata de una pauta que se está repitiendo en Ayuntamientos socialistas como Eibar o Irun».

Por ello, EH Bildu solicitó también «potenciar el servicio, porque no nos parece normal que Eibar en 2016 destinase las mismas horas de atención que Azpeitia, o que Eibar destine 465.000 euros a la subcontratación del servicio, frente al millón de euros que destina Hernani, más aún si tenemos en cuenta que el 25% de la población eibarresa tiene más de 65 años. Estamos hablando de un colectivo potencial de unas 6.800 personas, de las cuales solamente 119, cerca del 1,75 % de las personas mayores de 65 años, es usuaria del Servicio de Ayuda a Domicilio».

En esta dirección, Gorka Errasti, concejal de EH Bildu en la comisión de Servicios Sociales, apreció que «el servicio de ayuda a domicilio, en una ciudad envejecida como Eibar, debería ser uno de los pilares más importantes de Servicios Sociales. Es necesaria una potente campaña informativa para todo el colectivo potencial, informando de la reducción de los precios y de los nuevos servicios que se ofrecerán».

El objetivo del servicio es lograr al mantenimiento de las personas en el entorno del hogar. De ahí que desde EH Bildu se indicó que «tiene que volver a ser el servicio indispensable que antes era, ya que la ayuda a domicilio, con su personal profesional y trabajando en coordinación con las trabajadoras sociales de Servicios Sociales, es la antena más potente que el Ayuntamiento puede tener en los domicilios de las personas mayores para realizar un seguimiento continuado de su situación, trabajar la prevención o estar alerta de sus necesidades».

Temas

Eibar

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos