PSE plantea condenar los intentos de politización de las fiestas de Ermua

Grupo de concejales socialistas durante la celebración de un pleno./a. lasuen
Grupo de concejales socialistas durante la celebración de un pleno. / a. lasuen

El equipo de gobierno ha presentado una moción, sin explicitar los grupos a los se refiere, para debatir en el pleno

AINHOA LASUEN

El equipo de gobierno propone condenar de forma enérgica el intento de politización de las fiestas locales por parte de algunos grupos locales políticos y sociales.

El Partido Socialista ermuarra propuso a los grupos de la oposición, en la última Comisión Informativa, que «no programen actos políticos, ni lleven a cabo actos de propaganda en espacios festivos». Entendiendo que «no se considerará como tal la actividad hostelera de las sedes sociales de los partidos».

Por este motivo plantean que el pleno del Ayuntamiento de Ermua inste a los colectivos locales, peñas y asociaciones culturales y vecinales de Ermua a trabajar para mejorar la convivencia durante las fiestas y lograr que los espacios festivos sean plurales e integradores.

Estos planteamientos sobre la politizacion y uso político de las fiestas se deben a que, según explican los responsables del PSE-EE, «durante las pasadas fiestas de Santiago hemos comprobado la proliferación de carteles, pancartas y pintadas que incorporan mensajes político partidarios, todo a cargo de sectores que quieren conquistar y monopolizar impunemente el espacio público, dando lugar a que muchas personas se sienten excluidas, insultadas».

El grupo socialista añade que «compartiendo que el debate y la difusión libre de ideas constituyen condiciones esenciales de toda sociedad democrática entendemos que ambos tienen como límite la aceptación del pluralismo y el respeto a la diversidad identitaria, lingüística, política, sexual y religiosa».

Opinan que «la politización de las fiestas y la difusión de mensajes político partidarios deterioran la armonía festiva, así como el espacio público que es de todos y todas».

A todo esto hay que sumarle, según se recoge en la citada moción, «el elevado coste que tiene para todos los vecinos y vecinas de Ermua la retirada de estas pancartas y pintadas».

El portavoz del grupo socialista del Ayuntamiento de Ermua, Juan Carlos Abascal, presentó esta moción explicando que «hay un elemento esencial que es que el espacio público es de todos y todas. El derecho de una persona termina donde comienza el de otra», comentaba.

El grupo socialista emplazó el debate al próximo pleno, por lo que desde EH Bildu se planteó que la moción presentada era «ambigua» y solicitó conocer a qué grupo se referían. Además, la concejala de Bildu apuntó que no entendía «¿porqué no se puede reivindicar en fiestas si se hace de forma pacífica?» y se planteó «¿cuál es el problema: las pancartas o el contenido?».

El grupo socialista aclaró que «en el pleno se hará mención explícita a las actuaciones que han hecho un mal uso del espacio público» y frente a la acusación de EH Bildu de «criminalizar las actuaciones de los colectivos» se instó al grupo político a debatir «pero no utilizar la palabra criminalización».

Temas

Ermua

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos