Las piscinas descubiertas de Ermua, después de concluir la variante

Vista del aparcamiento de Betiondo, donde se proyecta la construcción de este equipamiento municipal.
Vista del aparcamiento de Betiondo, donde se proyecta la construcción de este equipamiento municipal. / a. lasuen

La ubicación propuesta, en el aparcamiento de Betiondo, obliga a esperar a que se ejecuten los dos túneles de la segunda fase

AINHOA LASUEN

«No habra piscinas descubiertas hasta concluir la variante». Así lo aclaró el alcalde del Ayuntamiento de Ermua, Carlos Totorika, en una comisión informativa celebrada hace varias semanas en Ermua.

Si bien el proyecto de las piscinas descubiertas del municipio es un planteamiento que lleva más de una década en mente del Ayuntamiento ermuarra, desde que se planteó que los túneles de la variante pasaran por debajo de la futura ubicación de esta infraestructura acuática, el consistorio se encuentra a la espera de la ejecución de la segunda fase de la variante para que se pueda construir la tan deseada piscina descubierta local.

La ubicación proyectada para este equipamiento es el aparcamiento de la zona de Betiondo o antiguo campo de fútbol de la APFE. El planteamiento de las piscinas descubiertas, debido a que este equipamiento requiere una gran cantidad de espacio llano, se determinó ya hace muchos años, puesto que el municipio carece de estos espacios.

Posteriormente, la Diputación foral de Bizkaia redactó el proyecto de la variante, teniendo en cuenta la propuesta municipal y se decidió que la citada circunvalación contara con dos túneles que atraviesan esta zona por debajo.

Por este motivo, la construcción de la piscina está pendiente de la ejecución de esta fase de la variante y estos túneles.

El problema es el tiempo, ya que esta segunda fase de la variante, desde la parte trasera de Tesouro hasta la carretera del camino a Hambre, aún no está ni siquiera presupuestada por la Diputación foral.

En primer lugar se deberá concluir la primera fase, que está en marcha y se prevé que se termine a finales de este año y, posteriormente, las Juntas Generales deberán aprobar la dotación presupuestaria de la segunda fase, sacar el concurso público y poner en marcha estas obras. Esto depende directamente del ente foral.

También hay que tener en cuenta que esta segunda fase será la que libere a Ermua de todo el tráfico urbano de vehículos pesados que pasa por el centro de la villa. De hecho, la segunda fase permitirá que todos los camiones que en la actualidad se dirigen a Goitondo puedan hacerlo por la nueva vía, sin tener que pasar obligatoriamente por Sexto Centenario y Zubiaurre alto, como ocurre en la actualidad.

Sin fecha

Por lo tanto, aunque el Ayuntamiento garantice que tras las obras de la variante se construirán las piscinas, no se puede poner fecha a su ejecución puesto que depende de otros organismos.

Mientras esto no ocurre, el Ayuntamiento ha tratado de paliar, en los últimos años, la falta de equipamientos acuáticos en la villa. Por un lado, cada verano se aborda el mantenimiento de las piscinas y campas de Rekalde y, por otro, hace un año se estrenaron los juegos acuáticos de Ongarai, para que las familias ermuarras puedan, al menos, refrescarse durante los días estivales.

Los juegos acuáticos de Ongarai estarán abiertos hasta el 10 de septiembre, de lunes a domingo, con horario continuo de 13.00 a 20.00 horas. La piscina natural de Berano-Rekalde se mantendrá hasta el 10 de septiembre.

Temas

Ermua

Fotos

Vídeos