Con los ojos de la experiencia

Asistentes a la primera reunión que se convocó para empezar a trabajar. /a. lasuen
Asistentes a la primera reunión que se convocó para empezar a trabajar. / a. lasuen

El Ayuntamiento de Ermua presenta el diagnóstico del municipio según la percepción de sus mayores, en el que han contribuido 70 ermuarras

AINHOA LASUEN

Con la intención de ocuparse del envejecimiento activo y de crear un modelo de ciudad visto desde la perspectiva de las personas mayores, el Ayuntamiento de Ermua aborda en la actualidad un Plan de Acción que buscará soluciones a las expectativas de los ermuarras con más edad.

Este Plan se elabora tras realizar un diagnóstico que ya se ha presentado a la corporación municipal ermuarra, en el que se recogen inquietudes de este grupo de población para mejorar el municipio desde su perspectiva.

Estas inquietudes se han trasladado a las cuatro técnicas municipales que se encargan del proyecto en la actualidad. Estas aclaran que «la participación es la clave y la esencia real del recorrido». La población de más edad del municipio se ha volcado en este programa. Más de 70 personas han acudido a las siete reuniones de dos horas que se han convocado para realizar el diagnóstico. En estos encuentros se han recogido los aspectos positivos con los que cuenta el municipio y las propuestas de las materias a mejorar.

Estas propuestas se incluyen en ámbitos como el transporte, la vivienda, la participación, tejido social, respeto, inclusión, participación ciudadana, empleo, comunicación e información, servicios sociales, de salud y espacios al aire libre y edificios.

Las 46 propuestas realizadas por la población que ha participado en estas reuniones han sido estudiadas por cada área municipal responsable y tras esta gestión se ha elaborado un diagnóstico en el que se establecen que tres de ellas no son viables, en su mayor parte por no ser competencia municipal.

En este caso se encuentran la petición de traslado del Centro de Salud local, la unificación de tarjetas Mugi y Barik y el precio elevado del transporte en trayectos largos, que son competencias de otras administraciones por lo que el Ayuntamiento no puede actuar. Respecto a esta materia, el concejal de Acción Social, José Luis Araujo, indicó que «siguiendo las demandas de este grupo, en su día propusimos a la Organización Sanitaria Integrada del Bajo Deba, OSI, que realizaran la vacunación antigripal en alguna zona baja del municipio, pero dijeron que no», explicó aclarando que estas decisiones dependen de cada organismo competente.

Otras 25 de las demandas planteadas por este grupo de ermuarras se identificaron como «no previstas». En este caso, según informaron las técnicas responsables, «se trata de actuaciones que aunque no están previstas no se descartan, porque se deben valorar para ver qué posibilidades hay de intentar abordarlas».

En este apartado se encuentran, por ejemplo, los accesos a Santa Ana, algún pavimento resbaladizo, la falta de información de recursos y ayudas, la soledad, el coste del consumo de cultura e IMD o la brecha digital, entre otros.

En el diagnóstico también se recogen las actuaciones que solicitaban los y las ermuarras de edad, que están en ya en desarrollo en el municipio.

Entre estas se encuentran la cobertura a personas cuidadoras, la escasa participación en decisiones municipales, el conocimiento de avances tecnológicos para mantenerse en el mercado de trabajo, hábitos de compra, el papel de las personas cuidadoras en la socialización de las dependientes, ayudas y adaptación de viviendas, ocupación excesiva de terrazas y dotación de más váteres públicos, entre otras.

El próximo paso de este proyecto sera el de presentar el Plan de Acción con las prioridades para abordar en la villa y que Ermua se convierta en una ciudad amable para sus personas mayores.

Temas

Ermua

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos